Cuando la empresa Barrick estaba apurando las tareas de refuncionalización del valle de lixiviación de Veladero, para así volver a la actividad después del último incidente ambiental, una medida de fuerza paralizó toda la tarea en la mina. El sindicato minero AOMA inició ayer un paro por tiempo indeterminado en reclamo de aumentos salariales y nuevas condiciones laborales. Pero desde la Subsecretaría de Trabajo de la provincia decidieron llamar a conciliación obligatoria para hoy mismo, lo cual implica ordenarle al gremio que cese mientras tanto con la medida de fuerza. En ese marco, se espera una reunión entre las partes y la cartera oficial hoy a las 10.
“Hay gente que sube a Veladero por 10.000 pesos y vive en un campamento colapsado, no tienen ni agua caliente y permanecen en condiciones de vida paupérrimas”, declaró el delegado sindical Cristian Aguilar. Desde Barrick respondieron en un comunicado que “la compañía desea expresar su sorpresa y rechazo hacia dichas medidas que perjudican la voluntad de la mayoría de los trabajadores de Veladero, quienes quieren cumplir sus tareas con absoluta normalidad, y que no se corresponden con el espíritu de diálogo y colaboración que han caracterizado siempre nuestras relaciones”.