UN NUEVO EMBARCADERO PARA SAN JUAN – DIQUE PUNTA NEGRA

OBRA SUMADA

La puntada final del camino interlagos: el embarcadero de Punta Negra

La obra no estaba incluida en el proyecto original y se sumó a pedido de Recursos Energéticos. Estiman que el camino se inaugurará en febrero de 2017.

Se sumó casi a último momento, pero a tiempo de hacerla dentro del camino interlagos. La construcción del embarcadero del embalse de Punta Negra avanza a pasos agigantados, y desde el Ministerio de Planificación e Infraestructura creen que toda la obra se estaría inaugurando en febrero de 2017.

«El embarcadero no surge desde área vial del proyecto sino desde Recursos Energéticos, que regula el uso del embalse. Avanzamos a pasos agigantados y es una obra muy linda, similar al embarcadero de Ullum. Tuvo que sortear algunos problemas por el nivel del agua ya que había que trabajar en seco y demoró el llenado de Punta Negra para las pruebas de turbinas. Por eso se fue trabajando desde la parte inferior hacia arriba. El acceso supera 1 kilómetro y tiene todas condiciones adecuadas: calzada ancha, hormigón, protección, enrocado, que permiten que las embarcaciones puedan llegar al agua desde distintos niveles”, señaló Jorge Deiana, Secretario de Obras del Ministerio.

La ruta interlagos, en esta etapa, parte en calle Las Moras y recorre por la montaña todo el embalse de Punta Negra hasta llegar al paredón del dique Los Caracoles, recorriendo 26 kilómetros. Cuando esté lista, será una de las principales atracciones turísticas de la provincia y ofrecerá un imponente paisaje de agua y montaña, único en su tipo.

«La obra estará terminada en febrero o marzo del año próximo. Actualmente se puede circular por la ruta en toda su longitud. Hay un tramo donde se están mejorando las laderas, lo que queda de obra es el embarcadero. Desde calle Las Moras hasta el paredón de Punta Negra está pavimentado, pero desde ahí hasta Caracoles no se pavimenta por ahora”, dijo Deiana.

Para pavimentar ese tramo habrá que esperar unos 2 años y las razones son técnicas. El Ingeniero explicó que la obra tiene terraplenes de mucha altura que estarán sujetos a la presión de embalse y desembalse del dique en forma permanente. Eso hará que esos terraplenes sufran deformaciones del 1 % al 3 % y podrían aparecer fisuras en el pavimento. «Eso haría parecer que el trabajo está mal hecho. Esperaremos que esos terraplenes se asienten naturalmente, además de los controles de densidad que se hacen exhaustivamente. Y cuando suceda eso, en un par de años más, se podrá pavimentar”, dijo el funcionario.

Hay un mirador terminado que ofrece una vista paradisíaca, y otros dos puntos más de observación casi listos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.