Dos horas. Alberto Fernández y su equipo escucharon a los industriales durante una reunión de más de dos horas realizada al mediodía.

En una reunión con la Unión Industrial Argentina (UIA), el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, explicó ayer sus lineamientos pautados en caso de que acceda al Gobierno nacional.

Durante el encuentro en la sede porteña de la UIA, Fernández dijo que si gana su gobierno tendrá un Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior, además de comentar que impulsará un Plan Alimentario y un Plan de Viviendas.

A su vez, apuntó a las industrias y pymes que, junto al campo y la minería, serán el puntal para él de la reactivación económica. Además, institucionalizará el diálogo y el acuerdo social. «Son una pieza central como el campo y el sindicalismo», les dijo el candidato.

El presidente de la UIA, Miguel Acevedo, dijo a la prensa que en el encuentro «todos hicieron preguntas o expresaron que está pasando en el sector y sus preocupaciones por la coyuntura».

Durante el encuentro, del que participaron empresarios como Cristiano Ratazzi y Martín Cabrales, la UIA le entregó al candidato su documento «Propuestas productivas: una plataforma para generar y exportar valor al mundo».

Entre las primeras se propone bajar la inflación y las tasas; eliminar las retenciones a los bienes industriales y a los alimentos elaborados y ajustar los reintegros. También lanzar una línea de crédito para la inversión productiva con bonificación de tasas y monitorear que las provincias y municipios bajen los impuestos como se habían comprometido en el pacto fiscal, entre otras cosas.

Hacia adelante, y de una manera más integral, apuntan a una política activa en ciencia, tecnología e innovación y la formación para el trabajo del futuro. Tras el encuentro, el candidato del Frente de Todos, destacó que hablaron de la necesidad de una reforma impositiva, pero aclaró que no se hizo mención a la reforma laboral. «Ni se planteó», sostuvo Fernández, quien afirmó tener «muchos puntos en común» con la visión de país de los industriales. El candidato señaló que «el dólar siempre es un problema porque otra vez hay presiones sobre el dólar y todos los días el país pierde reservas».