Toyota quiere reducir el consumo de metales preciosos

¿Puede influir una marca de automóviles en el precio de los metales preciosos? Parece ser que sí, y es lo que podría suceder en los mercados del platino y el paladio con un nuevo avance tecnológico desarrollado por los ingenieros de Toyota, uno de los mayores fabricantes mundiales de automóviles.

Se trata de un nuevo catalizador (el dispositivo que forma parte del sistema de escape y que sirve para reducir las emisiones contaminantes), más pequeño, que utiliza un 20% menos de metales preciosos. Los catalizadores de los vehículos tanto de gasolina como diésel cuentan con una placa de cerámica que está recubierta, en el caso de los primeros, de paladio, y en el caso de los segundos, de platino.

De hecho, la crisis originada por la manipulación de los motores diésel por parte de la marca Volkswagen (el conocido como “dieselgate”), supuso un impacto en el mercado del platino.

Este nuevo catalizador desarrollado por Toyota junto a su filial Denso (uno de los mayores fabricantes de componentes de automóvil), permitirá reducir aún más las emisiones contaminantes, con un menor uso de metales preciosos en su fabricación. Una cuestión que puede tener su impacto en estos mercados, ya que los principales demandantes de platino y paladio se encuentran en el sector industrial, y no en el de joyería.

Se calcula que un tercio del platino producido en el mundo se emplea en la fabricación de catalizadores. Las compañías automovilísticas también son grandes compradoras de paladio.

El nuevo catalizador ya está en fase de producción y va a comenzar a montarse en el modelo híbrido Lexus LC 500h, a finales de 2017. Posteriormente comenzará a instalarse en más modelos.

De momento, Toyota no parece dispuesta a vender el catalizador a otras compañías, ya que, argumentan, tiene que ser adaptado a los motores de los vehículos en los que se acople.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.