La autoridad resaltó a los empresarios mineros que tienen al frente un gobierno que promueve la inversión responsable. “Tenemos que tener un país equilibrado social y políticamente. No nos podemos dar el lujo de que la riqueza esté en el subsuelo y la pobreza en la superficie”.

En ese sentido, resaló la necesidad de una mayo formalidad, “donde la acción empresarial se desarrolle en los marcos jurídicos, pero también que busque alianza tripartita entre Estado, empresa y grupos sociales”.

Villanueva declaró que el Gobierno quiere llegar a todos los niveles, incluyendo la minería ilegal. “Madre de Dios es un solo ejemplo donde el oro se da por todas partes, pero que desafortunadamente no hemos logrado formalizarlo, porque nuestros propios sistemas de formalización son complejos y burocráticos”.

El primer Ministro añadió que “estamos buscando que las empresas puedan trabajar dinámicamente, simplificando el marco regulatorio y haciendo una alianza en cuanto a las licencias sociales”. Insistiendo en el problema de Madre de Dios, analizó que también está pendiente “cómo formalizamos la comercialización, porque ahora se da el contrabando, especialmente a Bolivia. Debemos buscar juntos una comercialización formal que produzca una riqueza que se devuelva a la región, y ahora no tiene”.

Minería optimista

A su vez, Manuel Fumagalli, presidente del Comité Organizador del XIII Simposium Internacional del Oro y de la Plata (y también director ejecutivo de Barrick Perú), declaró el renovado optimismo por el uso de nuevas tecnologías como motor de la minería.

En este contexto, celebró que “Perú sea el quinto receptor de inversión minera mundial, solo superado por Chile, Canadá, Australia y Estados Unidos”. Asimismo, reiteró que se prevé esta tendencia se mantenga en 2018 y que aumentarán las exploraciones, donde Perú apunta a captar el 8% del nivel mundial.

Fumagalli recordó que Perú tiene el 5% de las reservas mundiales de oro, y el 24% de  la plata. Y agregó que el oro es el segundo producto de exportación, después de cobre.

Y también recordó “la enorme cartera metales preciosos que supera los US$7.000 millones”.