Sustentabilidad en la generación eléctrica y la electromovilidad seguirán impulsando el cobre

Hay un consenso muy amplio que la demanda por cobre, que ayer llegó a US$3,828 la libra, aumentará en los próximos años, pues es esencial contra el cambio climático.

(El Mercurio de Antofagasta) El cobre alcanzó ayer el valor más alto desde el 1 de mayo de 2012 tras cotizarse en US$3,828 la libra en la Bolsa de Metales de Londres (LME), gracias a una variación positiva de 0,27%, la novena en las últimas 10 jornadas, según informó Cochilco que cifró el promedio del metal rojo en lo que va de 2021 en US$3,635 la libra.

Para el vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Marco Rivertos, existe una serie de factores que afectan los precios de los commodities, entre ellos las expectativas de recuperación económica a raíz de los procesos de vacunación contra el Covid-19; los planes de estímulo fiscal de distintas economías, especialmente los anunciados por el Presidente Joe Biden en Estados Unidos y la continuidad de las políticas monetarias expansivas.

El factor verde

Adicionalmente, destacó el ejecutivo de la Comisión, “el mercado del cobre está muy ajustado en términos de inventarios y con altas expectativas de crecimiento de la demanda por efectos de tendencias sustentables en la generación eléctrica y por la masificación de la electromovilidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.