Desde su inauguración en octubre de 2011, el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson, ya contaba con un espacio que sería destinado a una confitería o restaurante. Finalmente el sueño se hizo realidad con la apertura de SushiClub San Juan, franquicia adquirida por los empresarios Marcelo «Cocucha» Videla y Pablo Meglioli, flamantes concesionarios del coqueto restó inaugurado este martes.
Esta franquicia se caracteriza a nivel nacional, y ahora también internacional, por ser sinónimo de gastronomía de primer nivel, razón por la cual no es sencillo obtenerla hasta no cumplir con los requisitos necesarios y realizar los testings que se hicieron antes de abrir las puertas al público.
«Sin duda que esta marca es un referente inconfundible del sushi y cocina de tendencia asiática. Ofrece combinaciones de sabores vanguardistas y exclusivos, que son reconocidos por el público. Además nos han permitido contar con una carta de vinos sanjuaninos por estar en una provincia vitivinícola, algo que realmente es muy importante a nivel local y para el turismo», indica Videla, quien desde hace dos años tramita la instalación de la franquicia en San Juan.
El sushi en la actualidad está vinculado con el buen vivir, con la estética en el diseño de platos
creativos, siempre vinculado a espacios vanguardistas. Por ese motivo es que el Museo resultó un punto más que atractivo para su instalación.
Una de las características de SushiClub es la preparación de sus empleados para poder cumplir con las normas de calidad que exige por lo que el personal fue capacitado durante 3 meses, mientras que otros 45 días fueron destinados a las pruebas, tanto gastronómicas como de servicio integral al cliente.
«Para mi es un sueño cumplido, porque este negocio habla de la evolución de San Juan, lo coloca a la altura de cualquier lugar del mundo», agrega el empresario.
El restó cuenta con una capacidad para 75 personas, en un ambiente cálido y acogedor, que se caracteriza por el nivel de servicios.
«SushiClub brinda un excelente producto, en un marco de calidad de servicio atento y profesional. Sin duda que una visita a SushiClub siempre es una experiencia única. Contamos con un manual de funcionamiento que hay que respetar a rajatabla», asegura Videla.

 

Meglioli, por su parte, destacó que «este emprendimiento demandó una importante inversión para cumplir con las exigencias y ofrecer al sanjuanino y al turista un lugar diferente. Esperamos contar con la aceptación del público, y creo que así será ya que los estudios previos han indicado que es algo que la gente demanda cada vez más».
Darío Ríos, es el sushi man encargado de elaborar (a la vista), las exquisitas propuestas entre las que se incluye: combinados de 15 y 30 piezas como el Roll & Roll; el SushiClub que viene hasta de 45 piezas; el Miami; y el Armalo como quieras que como dice la palabra el cliente elige. Ni hablar de los rolles como Niguiri; Tex Mex Roll; Red Queen Roll, entre otras creaciones para sorprenderse con sus respectivas salsas.
A la par ofrece un menú de mediodía muy interesante, que además de la carta, incluye combinado de 12 piezas de sushi, diferentes woks, más una bebida, además de los postres.
Está previsto que en un mes aproximadamente ya esté toda la logística preparada para comenzar con el envío a domicilio.
Una propuesta para tener en cuenta al momento de elegir un lugar para sorprenderse.

Siwichi Roll 8p
Datos
FB: SushiClub SanJuan
Dirección: Laprida 923 (O)
Reservas al: 4276710, o por la web

Franquicia argentina 

A mediados del 2001 surgió la idea de SushiClub. Dada la situación del momento, el lanzamiento de SushiClub se cristalizó en un pequeño local en el barrio de Martínez, zona por excelencia residencial del Gran Buenos Aires.
La calidad del producto ofrecido, la atención brindada al cliente, sumada a una ambientación adecuada y propia, hizo que en muy poco tiempo se impusiera el estilo «SushiClub», donde asistían las más famosas figuras de la moda y el espectáculo.

Como consecuencia del éxito logrado, a partir de 2002 comenzó un proceso de expansión que culminó con la apertura de nuevos locales en los polos gastronómicos más distinguidos de la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores. Durante su crecimiento, la marca fue desarrollando un perfeccionamiento de los manuales de procedimientos para dar comienzo a la difusión de franquicias.
Además de crecer a lo largo de Argentina, SushiClub apuntó a un desarrollo internacional que comenzó con franquicias en España, seguido de Paraguay y México, hasta llegar al país del norte con la apertura de su primer local en una de las zonas más exclusivas de Miami: Coral Gables.