El Ministerio de Energía y Minas (MEM) y la Iniciativa Oro Responsable de la Cooperación Suiza (SECO) realizaron la segunda conferencia “Trazabilidad y comercialización del oro”, en colaboración con la Alianza por la Minería Responsable y Solidaridad.

Desde el Ministerio resaltaron que se trata de un espacio de análisis sobre los retos y acciones que se requieren para fortalecer la transparencia, los mecanismos de trazabilidad y debida diligencia que permitan asegurar el origen lícito del mineral producido por la pequeña minería y minería artesanal. En el evento participaron los actores públicos y privados, nacionales e internacionales, que forman parte de la cadena de valor del oro, compartiendo sus experiencias, buenas prácticas y propuestas, en la perspectiva de establecer sistemas de monitoreo del flujo del oro, desde su extracción hasta la venta final.

La conferencia se enfocó en los avances y desafíos para la transparencia en la cadena del oro desde la perspectiva pública y privada, la importancia en la implementación de mecanismos de trazabilidad del oro, finalizando con un panel internacional sobre los requerimientos internacionales para la compra del oro.

Está colaboración se da en el marco de apoyo de la Iniciativa Oro Responsable al MEM para gestionar una política de formalización de la pequeña minería. Este apoyo contempla acciones para mejorar las políticas de debida diligencia y trazabilidad de minerales, que aseguren que la extracción y comercialización sea libre del financiamiento ilícito y de prácticas que atenten contra los estándares laborales, sociales y ambientales que demandan los países productores y compradores de oro.

Objetivo de la Iniciativa Oro Responsable

La Iniciativa Oro Responsable se ejecuta en alianza entre la Cooperación Suiza – SECO y la Asociación Suiza de Oro Responsable – SBGA, formada por empresas suizas de la industria de oro. En Perú, BGI trabaja en cooperación con el Ministerio de Energía y Minas y con el Ministerio del Ambiente.

Se busca la creación de una cadena de valor de oro responsable, que vaya “desde la mina al mercado”, garantizando la trazabilidad y la transparencia de las transacciones. En Perú, actúa principalmente en los departamentos de Arequipa, Ayacucho y Puno.