Mensaje. El gobernador Uñac dará su discurso anual a las 9. Hará un repaso de logros obtenidos, hará anuncios de obras públicas y desarrollará objetivos en otras áreas. También habrá un mensaje institucional nacional.

 

Sergio Uñac dará hoy su tercer discurso como gobernador en la apertura de sesiones del período legislativo y trascendió que, entre los diversos temas que abordará, hará hincapié que en junio enviará el proyecto de ley de coparticipación.

El oficialismo tiene mayoría en la Cámara de Diputados, pero además vino trabajando con los ministros de Hacienda de todos los municipios, por lo que es un hecho que se aprobará y comenzará a regir el año que viene. Así, después de 30 años, la provincia tendrá una norma que regule la distribución de fondos a los municipios en base a parámetros objetivos, como la población y las necesidades básicas insatisfechas, y no por una fórmula cuyo mecanismo de reparto nunca estuvo del todo claro y se lo asoció a la discrecionalidad del Gobierno de turno.

Uñac hará hoy a las 9 un repaso de los logros que lleva en su administración y resaltará como ejes la política de seguridad, la generación de empleo y la construcción de hospitales. Pero también apuntará a lo nacional, dado que convocará a un gran acuerdo institucional para ayudar en la solución de los problemas del país.

En el plano local, la ley de coparticipación era una deuda pendiente en la provincia y el Gobernador, tras su asunción, había prometido que iba a cumplir con ese paso institucional. Con su experiencia como intendente de Pocito, la norma apunta a ser una garantía en la distribución de recursos para las comunas. La carencia de la legislación local fue fruto de críticas del macrismo nacional, aunque en el uñaquismo señalaban que era un problema de larga data y que venían trabajando para solucionarlo. La última norma es de 1974, la cual estuvo vigente, tras modificaciones, hasta 1988. Luego vinieron regímenes transitorios, la mayoría de los cuales tuvieron como eje la planta de personal de los municipios.

Según las fuentes, el proyecto de ley contempla un aumento de la coparticipación primaria, es decir, de la masa total que repartirá a las comunas. Hoy es cercana al 13 por ciento de los recursos de libre disponibilidad y el objetivo es que no sea menos del 14 por ciento.

En cuanto a la distribución secundaria (los porcentajes que le toca a cada distrito), se tendrá en cuenta la cantidad de población, las personas con necesidades básicas insatisfechas, la distancia hacia la Capital y un factor devolutivo, es decir, lo que aporta cada municipio en materia de generación de actividades que se traducen en impuestos para la provincia.

Esos parámetros apuntan a derribar asimetrías en el desarrollo de las comunas. En ese marco, las fuentes dijeron que el año que viene ya no existirá el reparto de recursos en base a la planta de personal. Ese escenario se daba, sobre todo, en la ayuda de la provincia a los municipios para que le hagan frente a los aumentos salariales. Es decir, el auxilio oficial estará presente en la masa total, que se distribuirá bajo los nuevos indicadores.

Es casi un hecho que los porcentajes que reciben las comunas variarán, pero en el oficialismo aseguraron que ninguna perderá. Primero, porque aumentará la distribución primaria. Segundo, porque los niveles de recaudación provincial vienen subiendo, que impactará en los recursos a repartir. Y si se diera el caso de que un departamento percibiera un aumento menor al de este año, ajustado por inflación, se lo compensará con un fondo que tendrá vida por un plazo determinado, hasta que se afiance el mecanismo.

 

 

En falta

San Juan es una de las provincias que no tiene una ley de coparticipación. La otra es Jujuy, según reconocieron en el Gobierno. En el macrismo habían cuestionado la carencia de la legislación local.

 

Distribución de fondos

3.180 Son los millones de pesos que el Ejecutivo distribuyó entre los 19 municipios en el presupuesto 2018. Además, les repartió 296 millones para pagar los salarios de los municipales.

 

Ejes discursivos

En su discurso de apertura de sesiones en la Cámara de Diputados, el gobernador Uñac marcará tres ejes: uno de ellos será en materia de infraestructura sanitaria con la construcción este año de cuatro hospitales. El segundo es la generación de empleo a través del fomento a la instalación de empresas locales y foráneas, por medio de incentivos como la entrega de certificados de créditos fiscales para destinarlos al pago de impuestos locales. El tercero gira en torno a leyes en materia de seguridad y a la colocación de más cámaras de vigilancia.

No solo eso, ya que el Gobernador convocará a un gran acuerdo nacional entre todos los sectores para colaborar en la solución de los problemas del país.

 

El mandatario local siempre ha resaltado la responsabilidad institucional con la Nación, que está bajo el mando del presidente Mauricio Macri, a pesar de la diferencia de colores políticos. Por otro lado, está posicionado como uno de los jóvenes peronistas que apuestan a la renovación del partido. El diálogo entre la provincia y la administración central venía siendo fluido, pero en diciembre, tras la negativa de los legisladores que le responden a Uñac en la votación de la reforma jubilatoria, hubo un quiebre. Con el paso del tiempo, hubo acercamientos y Uñac logró con alfiles macristas prorrogar un plan laboral y refinanciar una deuda que Nación mantenía por viviendas.