Por primera vez en 12 años, porque el último se hizo en el 2005, se llevará adelante un censo nacional minero, que incluirá el relevamiento de todos los establecimientos productivos del país, incluidos los del San Juan, tanto del sector de rocas, minería metalífera y no metalífera. La intención es obtener estadísticas y configurar datos oficiales y fidedignos del sector, que permitirán realizar planes que tengan en cuenta lo ambiental, lo social y lo económico. La toma de los datos se hará durante los meses de julio y agosto y estiman que los primeros resultados oficiales estarán para fin de año.

Para llevar adelante la tarea, a nivel nacional trabajan en forma coordinada el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) y la Secretaría de Minería de la Nación. En la provincia, la metodología censal estará a cargo del Instituto de Investigaciones Económicas y Estadísticas, que dirige Claudia Lecich, y el equipo de censistas estará coordinado por la Dirección de Geología y Minería, que dirige Alfonso Balmaceda. El pasado mes de junio ya hubo un encuentro de capacitación de quienes tendrán a su cargo el relevamiento de los datos (ver aparte).

 

Capacitación de profesionales
Desde el 21 al 23 de junio pasado se brindó un curso de capacitación al cuerpo técnico responsable del relevamiento, incluidos referentes de Mendoza y de San Luis. En la primera jornada abordaron las funciones del personal, composición del cuestionario y tuvieron contacto con el sistema de relevamiento con las tablets. El segundo encuentro implicó el trabajo del cuestionario censal y luego se instruyó a los supervisores sobre sus funciones.

Entre otras, las variables que se van a relevar en el censo son la producción, exportaciones, importaciones, ventas, inversiones, tributos, como impuestos y regalías, insumos que se compran, costos, empleo, origen del empleo, género, si son empresas contratistas o de empleo directo, equipamiento, normas de seguridad, tipo de combustibles que emplean y si cuentan con un informe de impacto ambiental y de la utilización del agua.

En San Juan, según fuentes del sector minero, se estima que hay unas 200 empresas mineras, pero sólo la mitad está operando. Y el yacimiento más importante en explotación es Veladero, ubicado en Iglesia, que está en operación desde el 2005.

El primer censo minero se hizo en 1994, junto al Censo Nacional Económico. Y el último es de 2005. Y si bien con posterioridad se hicieron algunas encuestas mineras, en la Secretaria de Minería de la Nación entienden que no tuvieron la rigurosidad ni periodicidad necesarias. Por ese motivo es que el Indec decidió impulsar este nuevo relevamiento para actualizar los datos existentes y determinar a ciencia cierta cuántas y cuáles son las empresas que actualmente trabajando en la actividad.

La tarea en la provincia estará a cargo de 4 censistas de la Dirección de Geología y Minería quienes, como primera medida, enviarán un mail a cada empresa informando del censo, harán la captura de datos y después emitirán un certificado de cumplimiento. También habrá un jefe de operativo y un supervisor, es decir que en total habrá 6 personas ocupadas en esta tarea.

Cabe señalar que, por primera vez en una encuesta a nivel nacional, el cuestionario en papel será reemplazado por un cuestionario digital incorporado en una tablet, conectada a su vez a un servidor a distancia. Estos cambios en la captura de los datos tienen el objetivo de garantizar una mejora en los tiempos de procesamiento de la información.

Desde la Cámara Minera de San Juan, su presidente, Jaime Bergé, destacó la importancia de contar con datos precisos de la actividad minera en el país y de San Juan también para poder planificar estrategias futuras para el sector.

Las claves

Objetivo

El propósito del censo es generar información de calidad y garantizar la transparencia de los procesos en la obtención y elaboración de datos de la actividad minera en el país. La última vez que se hizo un relevamiento de estas características en el país fue en el 2005.

Uso de tablets

Por primera vez en una encuesta a nivel nacional, el cuestionario en papel será reemplazado por uno digital, a través del uso de tablets, que estarán conectadas a un servidor a distancia. El cambio en la captura de los datos servirá para mejorar los tiempos de procesamiento de la información.

Recopilación

La tarea de recopilar la información en la provincia estará a cargo de 4 censistas quienes, primero, enviarán un mail a cada empresa informando del censo, harán la captura de datos y después emitirán un certificado de cumplimiento. También habrá un jefe de operativo y un supervisor.