SANTIAGO LANGE: «EN LA REGATA, COMO EN EL NEGOCIO TECH, HAY QUE SABER INNOVAR Y ADAPTARSE»

ONLINE

EL GANADOR DE LA MEDALLA DE ORO EN LOS JUEGOS OLIMPÍCOS DE RÍO EXPLICÓ CUÁLES SON LAS SIMILITUDES Y DIFERENCIAS ENTRE LA COMPETENCIA DE REGATA Y EL NEGOCIO DE LA TECNOLOGÍA. CONTÓ SU EXPERIENCIA COMO DISEÑADOR E INNOVADOR DE TECNOLOGÍA DEPORTIVA Y QUÉ PLANEA A FUTURO.

Agustín Lange es el Maradona de las regatas. Varias veces galardonado con medallas olímpicas, siendo su última hazaña digna de la medalla de oro en los Juegos Olimpícos de Río de este año, ya se prepara para competir en Japón dentro de algunos años. A los 56 años, y con un cáncer superado en su biografía, el argentino que mejor maneja las olas y el viento cuenta cómo entiende la relación entre la tecnología, las regatas y su propia vida.

«En regata lo que más me gusta es planificar, es una de las cosas más importantes», pero que “aunque suena contradictorio, hay que planificar con mucha flexibilidad”, explica Lange en el marco del cierre del evento Genexus que se llevó a cabo en Montevideo; Uruguay. «Hay que saber adaptarse y cambiar, porque a diferencia de deportes como el fútbol la ‘cancha’ de la regata siempre está cambiando. Nunca se sabe con precisión a dónde va a estar el viento que es muy traicionero», explica el campeón olímpico respecto a su profesión pero también al ecosistema de innovación en tecnología que Lange conoce bien porque atiende en los lados del mostrador. Como ingeniero naval, y emprendedor diseñador de las marcas Optimist Lange y Europa y Snipe, trabajo como asesor y vínculo entre los competidores y los ingenieros –en sus propias palabras, “hablabla los dos idiomas-; algo que hoy tiene más relevancia que nunca porque eventos como la Copa de las Américas “siempre fue una competencia de tecnología y no solamente de deportistas”.  Para entenderlo, nos da el ejemplo de las velas y cómo pasaron “en las últimas tres ediciones de ser las clásicas a unas de carbono que sepan 1.200 kilogramos, o el caso de los barcos de un solo casco”, explicó Lange.

 

Innovación y la épica de Oracle

 

“Al igual que en el negocio de la tecnología, la innovación es muy importante”, empieza a explicar Lange, “cuando el equipo Oracle (de BMW) innovó haciendo que sus embarcaciones pudieran repiquetear en el agua, eso les dio una ventaja de tal magnitud que hizo que dieran vuelta una competencia que les era desfavorable en 9 a1”, desarrolló. “Con nuestra visión antigua no pensábamos que fuera posible hacer volar a las embarcaciones, pero los neozelandeses lo lograron y fue un gran desafío para nosotros acomodarnos. Eso demuestra que estar por detrás, que era su punto débil, se puede convertir en una fortaleza”, relata el argentino.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.