Agradecimiento. El gobernador Sergio Uñac le dio las gracias a la militancia por el trabajo realizado durante la campaña. Además, le pidió que redoblaran los esfuerzos para la general de octubre.

En su primera prueba de fuego electoral, la lista de precandidatos a senadores y diputados nacionales que armó el gobernador Sergio Uñac la aprobó con creces.

Los postulantes oficiales consiguieron un gran caudal de votos, que les permite sacarles una amplia diferencia a sus rivales y los deja bien posicionados para mantener las dos bancas en el Senado y las dos en la Cámara baja.

Eso sí, los que van camino a sentarse en el Congreso son hombres y mujeres elegidas por el pocitano. El oficialismo local ganó en todos los departamentos, los que tiene bajo su conducción y los que son dominados por la oposición, a excepción de Capital, en el que triunfó el macrismo, el gran batacazo (ver página 4).

La ventaja que obtuvo el Frente Todos es una de las más amplias en el universo de gobernadores peronistas en sus provincias: el postulante del salteño Juan Manuel Urtubey le sacó 11 puntos a su perseguidor y el de Juan Schiaretti en Córdoba cayó ante el referente de Cambiemos, por ejemplo.

En «la madre de todas las batallas», la puja en Buenos Aires, la lista macrista le ganaba a la de Cristina Fernández de Kirchner con lo justo al cierre de esta edición. Además, en la coalición que lidera el presidente Mauricio Macri había algarabía por los triunfos en el país (ver desde página 18).

De acuerdo al escrutinio provisorio, la participación en la provincia fue de poco más del 76 por ciento y la lista de precandidatos a senadores que encabeza Rubén Uñac y la de diputados, con Walberto Allende al frente, estuvieron a pasos del 50 por ciento de los votos.

La cifra está a sólo tres puntos y medio por debajo de lo que consiguió el Gobernador en las elecciones 2015. El resultado es clave, ya que representa un espaldarazo a la gestión uñaquista en la provincia y la relación que viene manteniendo con la Nación, que está bajo el mando de un partido político distinto al de estas tierras, un escenario inédito.

El pocitano se jugaba mucho, ya que puso al frente a su hermano y al ministro de Desarrollo Humano, el que medía mejor en las encuestas. Con esos números, Rubén Uñac y la albardonera Cristina López perfilan para quedarse con las bancas en la Cámara alta, en reemplazo del kirchnerista Ruperto Godoy y Marina Riofrío, al igual que Allende y Daniela Castro para diputados nacionales. En el búnker de Todos hubo festejos y mensajes a la Nación (ver página 5)

El segundo lugar quedó para Cambiemos San Juan. El senador Roberto Basualdo, aliado y principal referente opositor, cosechó el 30,3 por ciento de los sufragios, una cifra similar a su mejor elección, la de 2015.

El resultado lo consolida frente a la administración uñaquista, tal como lo fue de José Luis Gioja, y lo posiciona de cara a conservar su banca. El macrista Eduardo Cáceres, cabeza de lista de la categoría de diputados nacionales, se vio beneficiado con su arrastre y acaparó cifras similares, lo que también lo encamina a la reelección.

Los números de su lista les permitieron vencer a los rivales internos, Carlos Rodríguez y Alberto Sánchez, de Dignidad Ciudadana. La cumbre de los referentes fue en la sede basualdista, en la que hubo celebraciones por el posicionamiento (ver página 6).

El Frente Somos San Juan se ubicó como la tercera fuerza, aunque lejos de las dos primeras sociedades, ya que Mauricio Ibarra alcanzó el 6,4 por ciento como precandidato a senador y Carlos Munisaga, un porcentaje similar como diputado. La alianza que lidera el ibarrismo incluso quedó relegada en Rawson, su bastión. De todas formas, dijo que apostará a consolidarse para la gobernación en 2019 (ver página 7).

En las otras fuerzas, el partido ADN de Martín Turcumán, que fundó hace apenas cuatro meses, quedó en cuarto lugar. En ese espacio también hubo interna, pero en la categoría de diputados nacionales. Vicente Mut aventajó a Gerardo Zumel, por lo que acompañará al exmacrista.

Por el resultado, José «Pepe» Camacho no descartaba bajarse de la general y el resto también superaba el límite para pasar a la general. La que estaba en riesgo es la Izquierda Socialista, que peleaba voto a voto (ver página 8).

Claves

1 La gestión del gobernador Sergio Uñac consiguió un gran respaldo, al igual que el vínculo que viene manteniendo con la administración macrista a nivel nacional.

2 El Frente Todos ganó en los distritos bajo su conducción y recuperó cuatro que estaban en poder del basualdismo. Cambiemos dio el batacazo en Capital, manejado por Franco Aranda.

3 De mantenerse los resultados en octubre, entrarían Rubén Uñac, Cristina López y Roberto Basualdo en el Senado. En Diputados, Walberto Allende, Daniela Castro y Eduardo Cáceres