Si el plan avanza de acuerdo a la intención del Gobierno provincial, en julio quieren llamar a licitación de los dos nuevos hoteles en Albardón. El primero será un 5 estrellas con casino en las proximidades del nuevo autódromo actualmente en construcción, y el otro un 3 estrellas con spa termal en la zona de La Laja. Hasta ahora hay 10 grupos interesados, cuyos nombres se mantienen en reserva por un acuerdo con los proponentes, y la idea es que las obras estén listas para finales del año que viene. El más grande tendrá por lo menos 100 habitaciones, la misma capacidad del otro 5 estrellas que tiene San Juan, que es el Del Bono Park, y el otro tendrá 30.
El primer paso ya se dio, que fue la etapa llamada manifestación de interés, en la que hubo una serie de encuentros con los interesados en los proyectos. No necesariamente el inversor tiene que construir ambos hoteles, sino que pueden ser distintos, aclaró la ministra de Turismo, Claudia Grynszpan. Y pueden aparecer nuevos actores para la licitación.
Entre los que ya dieron señales de interés hay una cadena hotelera internacional y el resto son empresarios del rubro y constructoras nacionales. Pero la funcionaria sostuvo que “todavía pueden aparecer otros”.
En el Gobierno sanjuanino están apurados porque para octubre del 2018 ya está comprometido el Campeonato Mundial de Superbike, la segunda competencia mundial de motociclismo en la actualidad.
En principio será para el estreno del nuevo autódromo que está en construcción a la vera de la Ruta 40.
En la modalidad que propone el Gobierno, el inversor se tiene que hacer cargo de la construcción y de la explotación de los hoteles, a cambio de la concesión. La cantidad de años dependerá del monto que estén dispuestos a financiar.
De los dos, por lo menos uno, que es el que estará en La Laja, tendrá agua termal. En el otro será decisión del grupo inversor, por lo que no de descarta el tendido de una cañería subterránea para llevar el agua.
Además de aprovechar el turismo que atraerá el deporte, es decir motos y autos, en el Ejecutivo local están entusiasmados con fomentar el turismo corporativo o de negocios, porque en ese rubro las plazas disponibles son escasas.

Un tema que dará puntaje a los inversores es que deberán incluir platos locales en las cartas de los restaurantes.