Cerca del mediodía subió al escenario “un panel de peso”, tal como lo anunciaron los organizadores y que puso en discusión “Los desafíos de las agendas empresariales sectoriales regionales”, en el marco de charlas del B20 que tiene a San Juan como escenario de debate.

 

 

El panel estuvo compuesto por Daniel Funes de Rioja, chair del B20 Argentina; Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina; Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción; Javier Bolzico, presidente de la Asociación de Bancos Argentinos; Adelmo Gabbi, presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires; Eduardo Eurnekian, vicepresidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios y Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina.

 

En la ronda de disertaciones, quien primero habló fue Funes de Rioja, que sostuvo que “estamos yendo por cosas concretas” con respecto al desafío que tiene la Argentina para penetra en el mercado externo.  Por su parte, Acevedo remarcó que “claramente la Argentina tiene un gran desafío porque no puede vivir del mercado interno”.

 

“En la Argentina hay pocos exportadores. Entonces, necesitamos tener las reglas del juego claras para poder exportar y ser proveedores del mundo y creo que el Gobierno está trabajando en ese tema”, aseguró el presidente de la UIA.

 

 

En tanto que Weiss agregó que “Argentina tiene un déficit de infraestructura económica y social” y destacó la necesidad de “revertir la curva o la tendencia porque sino es inviable el crecimiento económico porque la logística es carísima”. “Hablamos de hacer un esfuerzo y es imprescindible el aporte del capital privado. Ya que las PPP (Participación Publico Privada) vienen a complementar la inversión del Gobierno nacional”, indicó.

 

Luego fue el turno de Bolzico de tomar la palabra. Aseguró que las obras de infraestructura deben hacerse con financiamiento y puso en valor la actuación de las PPP. “Es una forma que se ha encontrado de aunar esfuerzos entre el Estado y las empresas. Es todo complejo si depende del Estado”, sentenció.

 

En una clara sintonía, los disertantes dejaron en manifiesto que “este es el camino para consolidar la industria y la economía y estar vinculado con el mundo para decir que vale la pena invertir en la Argentina”.

 

 

Adelmo Gabbi puso énfasis en que lo que estamos viviendo “no es una crisis”. “Argentina debe insertarse cada vez más en esta ruta y dejar de ser un mercado de frontera. Lo que hemos atravesado ni siquiera fue una turbulencia, fue un acomodamiento”, destacó.

 

Seguidamente, Pelegrina ratificó la importancia de estar entre los mejores 20 países del mundo. “Tenemos mucho para dar y mostrar de la mano de las tecnologías regionales. Tenemos sustentabilidad económica”, amplió.

 

Desde la Cámara Argentina de Comercio, Eduardo Eurnekian, tuvo una fuerte crítica sobre el rol de los partidos políticos en la economía. “Debemos tener una moneda propia y trabajar con un Mercosur extendido con un Nafta”, resaltó. Además explicó que “escuchamos hablar de todo lo positivo de nuestro país como el potencial, posibilidades y antencedentes pero la realidad es que el tiempo no nos da dado la razón”. Por eso amplió: “No sólo debemos recordar lo positivo sino también lo que nos falta y es cohesión y seriedad”.