Desde la Confederación General del Trabajo (CGT) aseguraron este lunes que el paro nacional que lleva adelante tuvo un “altísimo acatamiento” y afirmaron que la medida es “el fracaso del diálogo social y de la política”.

 

“Hay una nueva oportunidad, espero que este Gobierno haya leído el paro de hoy. Los dirigentes gremiales no son los que paran a la gente, porque podemos convocar al paro que queramos pero si la gente está bien, no va a parar. Esta CGT va a seguir teniendo al prudencia que debe tener pero los tiempos son cada vez más cortos porque el hambre no espera”, advirtió Carlos Acuña, uno de los triunviratos de la central obrera.

 

Por su parte, durante una conferencia de prensa brindada en la sede de la central obrera en la Ciudad de Buenos Aires, Juan Carlos Schmid resaltó el éxito que tuvo la medida, la tercera que realizan durante la gestión del presidente Mauricio Macri.

 

“Se está desarrollando un paro en toda la Argentina con un altísimo nivel de acatamiento. Un paro general en un país significa el fracaso del diálogo social y de la política. La CGT ha llegado a esta determinación después de haber agotado todas las instancias en los diversos planos institucionales para encontrar alternativas.”, aseveró.

 

El sindicalista agregó que “la protesta, el malestar, el descontento ha desbordado el encuadramiento sindical” y afirmó que “hoy hay gente de pequeños comercios, propietarios, que como han podido se están manifestando en contra de los efectos que se producen como resultado del desorden económico al que este Gobierno ha llevado a la economía”.

 

“Para que nadie tenga lugar a dudas: paramos para poder seguir trabajando, y por eso vamos a explorar las discusiones en los más altos niveles”, advirtió.

 

Schmid dijo que “las medidas instrumentadas particularmente en los últimos tiempos están afectando seriamente no solo a los trabajadores sindicalizados sino a las Pymes, a los comercios, a las economías regionales y a los sectores más vulnerables”.

 

“Es este el cambio que le hemos solicitado al Gobierno, por eso fracasaron las negociaciones, no por la tozudez porque la CGT esté embanderada detrás de ninguna cuestión partidaria. Eso tiene que quedar muy claro para el Gobierno y en particular para la Jefatura de Gabinete”, resaltó el titular del gremio de Dragado y Balizamiento.

 

“El gobierno tiene que corregir el programa económico, mas allá del convenio colectivo, de la paritaria, de la reforma laboral, hay que cambiar el modelo económico que esta llevando al desastre al pueblo argentino. Esperemos que el gobierno, que repite como loro que está abierto al diálogo, que también diga que tiene voluntad y ganas de cambiar y darle otra suerte a nuestro pueblo”, agregó.

 

Por su parte, Héctor Daer apuntó contra la política económica del Gobierno y también contra industriales y comerciantes. “Queremos que administren de forma coherente el comercio exterior, no puede ser que nos entre todo, hasta los caramelos nos vienen de afuera y no tenemos capacidad de defender nuestra industria. Y queremos decirle a los industriales también que no especulen, y a los comerciantes, sobre todo a los grandes supermercados, que se convirtieron en importadores de productos que no vengan ahora a remarcar y a dolarizar toda la economía porque los salarios de los trabajadores no están dolarizados”, enfatizó.

 

En otra parte de la conferencia, los dirigentes fueron consultados sobre los dichos de distintos funcionarios sobre la pertenencia al peronismo de la CGT.

 

“Somos peronistas, y eso no cabe dudas. A veces brotan los pelos en todo el cuerpo, ese es el tema. Pero cabe recordar que cuando el actual presidente era candidato, fue a la inauguración con tres personas más de una estatua del general Juan Domingo Perón”, resaltó Daer.

 

En el final de la conferencia, Schmid se refirió a las acusaciones que desde distintos sectores sindicales y sociales le hacen a la CGT sobre una supuesta “tibieza” a la hora de reclamar al Gobierno.

 

“Cuando hablamos de la prudencia, no quiere decir que seamos unos cagones. Estamos hablando de que tenemos las pelotas necesarias para poder llevar adelante una síntesis”, fustigó.