Hugo Dragonetti, propietario de Panedile, la empresa encargada de la obra en la Ruta 40, en Pocito, afirmó en diálogo con Radio Sarmiento que analizan rescindir el contrato por entender que no están dadas las condiciones para avanzar con los trabajos.

 

“Es posible que nosotros pidamos la rescisión. No vamos a tomar ninguna determinación hasta después de las elecciones porque entendemos que cualquier cosa es distorsionada”, manifestó.

 

El empresario insistió en la versión de que las demoras y despidos de 150 personas radican en la falta de expropiaciones de los terrenos linderos a la obra que se extiende desde la calle 5 hasta la 8, en Pocito. “Se necesita la traza libre, si esto no está hay que hacer otro proyecto y no el que me dieron a mí”, dijo.

 

“No se firma el traspaso de Provincia a Nación porque entendemos que hay que dejar sentado en la transferencia la plata que nos deben, los reclamos porque la traza no fue expropiada”, aclaró respecto a los cruces con las autoridades de Vialidad Nacional respecto a la negativa de la empresa de firmar la transferencia.