Proyecto minero de GoldCorp y Teck fija ingreso de EIA para 2018 y avanza en participación

La iniciativa está valorizada en US$3.500 millones. Ya ha habido dos reuniones de diálogo con actores locales para presentarles los principales lineamientos y ya se definió parte de la infraestructura básica para la explotación.

Según informó uno de los socios, Goldcorp, en una presentación realizada el martes a inversionistas, el proyecto minero ha finalizado los análisis preliminares, y en el último trimestre de 2016 comenzó sus estudios de prefactibilidad, los que espera sean concluidos durante el segundo semestre de este año, período en el cual prevén ingresar el Estudio de Impacto Ambiental de la iniciativa (EIA) al Servicio de Evaluación Ambiental. Estiman que este proceso dure cerca un año.

El joint venture formado en un 50% por Teck y un 50% Goldcorp busca hacer lo más expedito posible este trámite. Por ello, en agosto de 2016 NuevaUnión inició un proceso de participación ciudadana anticipada, el cual ha avanzado de acuerdo al cronograma.

El proceso iniciado por la minera considera seis rondas de actividades de información y diálogo con actores locales, comunidades indígenas y autoridades públicas del área de estudio del proyecto, de las que a la fecha ya se han completado dos. El resto se espera sean terminadas durante el primer semestre, donde se abordarán los resultados preliminares de la línea de base y características del proyecto, se informará sobre los impactos y medidas de mitigación, y se le presentará de manera anticipada el EIA a la comunidad.

Solo tras todo esto, se hará ingreso al proceso de evaluación ambiental. En dicha etapa también deberá hacerse el proceso de participación ciudadana y consulta indígena formal, como indica la normativa del servicio.

Es más, para facilitar el proceso, la empresa habilitó una página web en donde explican los mecanismos de consulta y observaciones, al tiempo que dan una pincelada de la iniciativa.

“Este proceso de participación ciudadana anticipada nace del compromiso de NuevaUnión de diseñar un proyecto que tenga en cuenta los intereses y aportes de las comunidades locales”, indican desde la empresa.

El proyecto de unos US$3.500 millones -estimación inicial- es uno de las mayores iniciativas de cobre-oro-molibdeno no desarrollados en América, y es el último gran proyecto greenfield anunciado en Chile. Este busca emplazarse en la provincia de Huasco, Región de Atacama, y producir unas 190 mil toneladas de cobre anuales y unas 315 mil onzas de oro al año.

Otros avances

Además, los ejecutivos de GoldCorp indicaron que durante la primera parte de este año se comenzará a perforar el depósito de cobre y oro La Fortuna, ubicada en la comuna Alto del Carmen, con el fin de agregar información a su estudio de factibilidad.

Cabe destacar que la información preliminar del proyecto apunta a que se exploten dos yacimientos: La Fortuna y Relincho; este último ubicado 2.000 metros sobre el nivel del mar y emplazado en la comuna de Vallenar.

La iniciativa además incluirá el uso de agua desalinizada como suministro para las operaciones de la mina, además de una planta concentradora y una instalación para manejo de relaves, ambos ubicados en el área de Relincho. Todos estos elementos se definieron durante la segunda mitad del año pasado, sin embargo, a la fecha aún no hay claridad del sistema que se utilizará para el transporte y embarque del concentrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.