(Pulso) A horas de partir el proceso de conciliación por el proyecto minero-portuario Dominga, el presidente del Primera Tribunal Ambiental Daniel Guevara, comparó la antesala de la reanudación del caso con el momento en que un montañista mira desde el campamento previo a la cumbre. “Hay una sensación muy especial, significativa: es una mezcla de emoción, ansiedad , pero también de buen criterio. De poder caminar con atención, llevando una buena lámpara”, reflexionó.

La iniciativa Dominga ha despertado gran polémica: fue rechazada por el Comité de Ministros provocando la caída del gabinete económico de Michelle Bachelet y a horas de comenzar el proceso de acuerdo, vuelve a cobrar notoriedad tras la destitución del director del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Juan Cristóbal Moscoso. Este organismo es justamente la contraparte del controlador del proyecto, Andes Iron, quien defendiendo la iniciativa presentó una reclamación ante el Primer Tribunal Ambiental para retrotraer el proceso a la etapa posterior al del Informe Consolidado de Evalución. El organismo dirigido por Guevara llamó en este contexto a una conciliación. De no alcanzarse un acuerdo, el tribunal tendrá un plazo de 30 días para elaborar una sentencia.

Con este desafío, la instancia se ha abocado a elaborar la resolución sobre la competencia que tendrá en el proceso de negociación y a analizar las bases. En medio de este trabajo, recibió la noticia de un cambio en el gobierno corporativo del Servicio de Evaluación Ambiental.

¿Le pareció imprevista la destitución del director del SEA?

-Nosotros como jueces, claro tomamos nota de que hay un cambio de ciclo político. Dentro del ámbito judicial respetamos ese principio de separación de poderes.

¿Moscoso le hizo presente de manera oral o escrita su postura frente a este proceso de conciliación?

-Hay un téngase presente que hace el director del SEA e incluso nosotros estamos efectuando un conjunto de resoluciones que dejamos pendientes una vez que se reabra el caso.

¿Cuántas resoluciones dará a conocer el Tribunal en esta jornada de apertura del proceso de conciliación?

-Son aproximadamente siete resoluciones que quedarán a disposición de los abogados intervinientes desde las 5:00 horas o a primera hora de la mañana del mismo día de la audiencia.

¿De qué tratan esas resoluciones?

-Algunas de ellas son un téngase presente sobre lo que las partes entiendan sobre el ámbito de competencia del tribunal. Otras son relativas a informes que han acompañado. En general apuntan a cómo entienden los intervinientes que debe ser el ámbito de competencia del Tribunal Ambiental respecto a una conciliación. Por eso que se resuelva respecto a estas presentaciones es algo que recién quedará disponible el mismo día de la audiencia, ya que todavía no ha sido firmado ni autorizado.

¿El téngase presente del SEA aboga para que tenga menos competencia y Andes Iron solicita extenderlas?

-Efectivamente. Hay criterios de interpretación sobre cuál es el alcance de la decisión del tribunal.

¿Es necesario el consentimiento de los 11 actores involucrados en el proceso para llegar a un acuerdo?

-Ese es precisamente un tema de competencia en que han existido posiciones diversas. El gran día en el cuál formalmente se dará a conocer el alcance de la posición del tribunal sobre este punto, es el mismo día de la audiencia. Los téngase presente plantean cuál debe ser el alcance de la decisión del tribunal y el tribunal ha formado una convicción que la dará a conocer a través de resoluciones, el mismo día de la audiencia ya sea en la sede de la Corte de Apelaciones de Antofagasta o por anticipación de resoluciones subida a la web.

¿Los movimientos ecologistas también piden menos atribuciones?

-Las posiciones se mueven entre un máximo de atribuciones y un mínimo de atribuciones. Eso es lo interesante de entregarle la decisión a un tribunal independiente y colegiado.

¿Cuál fue la metodología usada para las bases de conciliación?

-El Tribunal revisó las presentaciones de reclamante y reclamado, las presentaciones de los terceros coadyudantes y los audios de los alegados que se efectuaron. No quiero hacer una síntesis, pero claramente los puntos que se trataron tienen que ver con temas a línea base, mitigación, zonas de exclusión, el flujo hídrico del proyecto minero, la afectación de la flora y fauna. En definitiva todos aquellos elementos que son parte del estudio de Impacto Ambiental, donde hay aspectos en los cuales las partes manifestaron diferencias de criterio.

Recordando su analogía con el montañismo, ¿lo que usted espera de este proceso es alcanzar la cumbre?

-Si logramos hacerlo, así como un montañista puede disfrutar desde una perspectiva amplia, satisfactoria, también nos gustaría que se marque un hito significativo en el modo de hacer justicia ambiental. Si podemos llegar a la cumbre sería una gran satisfacción, pero nadie llega a la cumbre comprometiendo la vida de los compañeros. Eso sería un grave error.