Pelea judicial por la herencia del millonario Tompkins, el filántropo de la Patagonia

Su hija Summer reclama parte de las tierras. Dice que se están vendiendo terrenos que eran para que Chile y la Argentina crearan parques nacionales. En su testamento, el empresario dejó en claro que toda su fortuna quedaría en manos de su esposa.

Pelea judicial por la herencia del millonario Tompkins, el filántropo de la Patagonia

Cada familia es un mundo, incluso la del millonario estadounidense Douglas Tompkins, quien tras fallecer en diciembre de 2015 al sufrir un accidente cuando navegaba en su kayak en un lago de la Patagonia, dejó su fortuna y millones de hectáreas en Argentina y Chile destinadas a ser donadas a los estados para convertirse en Parques Nacionales a su esposa, Kristine McDivitt.

A dos años de su muerte, una de sus hijas de un matrimonio anterior, Summer Tompkinsreclama su parte de la herencia, un número desconocido que ni la misma mujer sabe, así como de las tierras que, denuncia a través de sus abogados, algunas se han puesto en venta en la Argentina cuando deberían ser destinadas a la creación de Parques Nacionales.

“Douglas Tompkins declaró públicamente en varias oportunidades su intención de no dejar nada a sus hijas”, afirma el abogado chileno Florencio Bernales a El Cronista. El hombre lleva adelante la demanda que la mujer presentó en la justicia chilena – último lugar de residencia de su padre- para ser reconocida como legítima heredera. Buscan obtener la nulidad o, en su defecto, reformar el testamento argentino de 2012.

La viuda del ambientalista junto a Mauricio Macri en Casa Rosada

Tompkins hija sostiene que la gota que rebalsó el vaso fue enterarse a través de la prensa la supuesta puesta en venta de tierras por parte de los administradores de la fortuna –su última esposa y la administradora Debra R. Ryker-. Se trataría de estancias en Entre Ríos y Corrientes, puntualmente los predios de Laguna Blanca, El Tránsito y Malambo, un total de 17.200 hectáreas por las que se buscaría recaudar u$s 50.000.000. En Chile se habría vendido el predio Fundo Reñihue en u$s 9.000.000.

Una hija desplazada de una fortuna incierta

Bernales detalló a través de un mail a El Cronista que, si bien no saben el número exacto de lo dejado por Tompkins, están al tanto de que el filántropo ecologista había creado un trust con sus bienes –una figura jurídica no reconocida en Chile– para luego en su testamento volver a dejar todos sus otros posibles bienes en este trust, administrado por su viuda y la coadministradora.

El magnate hizo fortuna con las empresas North Face, de equipos de cámping y escalada, y con Esprit, de ropa femenina. Esta última, según se detalla en el sitio web del proyecto de conservación Tompkins, llegó a facturar, antes de que vender su parte, u$s 1 billón.

“Al final del día, su viuda queda como ama y señora de los bienes que componen la herencia, como la única heredera”, afirmó Bernales. Esa situación, alegan, va en contra de la ley chilena, la cual considera herederos forzosos al cónyuge y a los hijos (además de Summer, Tompkins era padre de otra mujer, Quincy).

El testamento, de acuerdo al abogado, no menciona la existencia de su hija. “No solo no se la menciona, sino que declara expresamente que deshereda a las personas que no han sido mencionadas allí”, explicó Bernales.

“Lo que pretende Summer al demandar es obtener un reconocimiento de su calidad de heredera de Douglas Tompkins y que, en ese sentido, se le respeten sus derechos hereditarios que tanto la ley chilena como la argentina le otorgan”, afirmó el abogado. Por las dudas, la mujer aclaró que no busca poner en peligro los parques nacionales entregados o comprometidos al Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.