Para Peña, de muchos ministros económicos es preferible a Cavallo o Kicillof?  

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, defendió hoy la decisión que tomó desde que asumió el presidente Mauricio Macri de tener un gabinete económico y no centralizar el poder de decisión de la economía en un ministro, profundizada cuando, tras la salida de Alfonso Prat-Gay, el Ministerio de Hacienda y Finanzas se dividió en dos.

“Casi todos los países desarrollados y los países de la región tienen ese número”, respondió el ministro coordinador cuando esta mañana, en radio Mitre, le preguntaron si creía acertado que el Gobierno tenga siete “ministerios económicos”.

A diferencia de otras épocas, las decisiones económicas hoy se toman en varias carteras distintas: los ministerios de Hacienda (Nicolás Dujovne), Finanzas (Luis Caputo), Producción (Francisco Cabrera), Transporte (Guillermo Dietrich) y Energía (Juan José Aranguren), a lo que se suman todavía los secretarios Gustavo Lopetegui y Mario Quintana.

En su defensa de esa decisión, Peña se acordó de los gobiernos de Carlos Menem, Fernando De la Rúa y Cristina Kirchner: “La discusión de la economía que se centraliza en alguien que la salva, la tuvimos con (Domingo) Cavallo y (Axel) Kicillof y ha fracasado”.

“Creemos en un equipo”, afirmó el jefe de Gabinete, que se jactó que con ese tipo de composición del equipo ya lograron “evitar primero una crisis” y lograr que ahora se vean “las señales” de que el país va “por el camino positivo hacia delante”.

“Parecía imposible que ocurriera y está ocurriendo”, celebró, antes de citar el éxito de expositores en la actual muestra agraria Expoagro, prometer que “va a pasar una revolución del transporte aéreo” con la incorporación de nuevos jugadores, y destacar que “después de décadas ya hay créditos hipotecarios a 30 años” y que ya hay “200.000 kilómetros de rutas en construcción”.

“Nos pueden hacer paros, piquetes y distintas cosas, pero en la decisión del cambio no hay vuelta atrás. Hay muchos actores de poder que están cuidando sus privilegios. El kirchnerismo planteó una visión de sociedad que habla de una cultura del poder, de una lógica del clientelismo, de posición autoritaria, de pensamiento único. Hay una discusión de en qué sociedad queremos vivir: nosotros queremos vivir en una sociedad democrática, con una economía que genere trabajo, que viva en el tiempo en que vivimos. Y entendemos que hay gente que no va a querer esto”, cuestionó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.