ORO – Las compañías mineras reconocen que cada vez es más difícil construir minas de oro

Cada vez va a ser más difícil construir minas de oro, porque los nuevos yacimientos que se encuentran están en zonas de difícil acceso, con pocas infraestructuras cerca, o en lugares que los propios países impiden explotar.

 

En una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNBC, el CEO de la minera Agnico Eagle MinesSean Boyd, ha asegurado que no se va a construir un número “sustancial” de nuevas minas de oro durante los próximos años (en la imagen, la mina de Pinos Altos, de Agnico, en México).

Aunque la demanda de oro sigue siendo muy importante, la construcción de nuevas minas cada vez se complica más: “es mucho más difícil que hace 10 o 15 años. Los depósitos que se van encontrando están en partes del mundo que carecen de las infraestructuras apropiadas, y algunas de ellas se encuentran en lugares en los que los propios países no quieren que estén. Por eso es cada vez más difícil encontrar yacimientos”.

Incluso si se superan esos desafíos, aún existen más obstáculos, en especial los provocados por el endurecimiento de la normativa medioambiental en muchos países: “ésa es otra cuestión que limita el suministro. El tiempo que se tarda ahora en construir estas instalaciones es mucho mayor, y por lo tanto también es mayor el capital que hay que invertir en ellas, lo que lo complica todo”.

Agnico Eagle Mines fue la undécima minera de oro del mundo en 2018, en términos de volumen de producción, con 50,6 toneladas, un 5% menos que el año anterior. La compañía acaba de celebrar el 25 aniversario de su cotización en la Bolsa de Nueva York, con una leve bajada del precio de la acción, que se encuentra en torno a los 58 dólares.

Sin embargo, en lo que llevamos de año, las acciones de la compañía con sede en Toronto (Canadá) se han revalorizado un 44%.

A pesar de la reciente caída del precio del oro, ante la perspectiva de que Estados Unidos y China lleguen a un acuerdo comercial, Boyd es optimista respecto al futuro y cree que la demanda del metal precioso seguirá creciendo: la demanda por parte de los bancos centrales va a seguir siendo muy importante, y también la procedente de regiones como China y la India. Cada vez es más difícil aumentar las reservas y la producción”.

Según Boyd, ni aunque el precio del oro subiera hasta los 2.000 dólares la onza se registraría un importante incremento de la producción minera del metal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.