Más que nunca, la administración de Sergio Uñac mira con preocupación hacia el Congreso Nacional. La semana que viene comenzará en el Senado la discusión por el proyecto opositor que modifica la escala de Ganancias y restituye las retenciones mineras y en el Ministerio de Hacienda sacan cuentas de cómo impactará si es aprobado.

Según el ministro Roberto Gattoni, la iniciativa le trearía a la provincia nada más que problemas. El cálculo oficial indica que implicará un costo de unos 1.500 millones de pesos para el fisco sanjuanino y que con el gravamen a la minería se ponen en peligro fuentes de trabajo, además de enfriar la economía, desalentar inversiones y generar menos tributos locales y nacionales.

El proyecto que se debatirá en la Cámara Alta obtuvo media sanción en Diputados con el impulso del PJ y el massismo.

A pesar de la condición de justicialistas, Sergio Uñac y otros gobernadores de la misma extracción ya salieron a advertir que no sería conveniente para sus administraciones y dieron señales claras de que intentarán tallar en el Senado para que no sea aprobado tal como llega del parlamento vecino (Ver recuadro).

El equipo uñaquista de Hacienda concibe a la iniciativa como un combo explosivo. Juzgan que es un duro golpe fiscal por la cantidad de dinero que dejará de recibir la provincia de golpe y que traerá un revés para la economía doméstica.

El macrismo contempló en el presupuesto nacional 2017 un costo fiscal de 27 mil millones de pesos por su propio proyecto de modificación de Ganancias.

Esto es, recursos que el Estado nacional dejará de percibir y menos dinero para coparticipar a las provincias. Según el alfil uñaquista, con la iniciativa que se debatirá, el monto se va a los 60 mil millones y eso representaría “un costo no menor a los 1.500 millones de pesos para San Juan el año que viene”.

Si bien los opositores proponen compensar esa cifra con la aplicación de un impuesto a los plazos fijos de más de 1,5 millones, otro al juego y la vuelta de las retenciones mineras que la Nación eliminó en enero, a las provincias no le alcanzaría para cubrir el faltante. Gattoni lo fundamentó en dos cuestiones.

La primera, que el derecho de exportación a la minería no se distribuye entre los distritos del interior.

La segunda, que el tributo a la renta financiera no aportaría mucho porque la gente le escaparía armando plazos fijos menores a 1,5 millones y destinando el excedente, por ejemplo, a comprar dólares.

El principal punto en el que Uñac y su ministro fundan el rechazo al proyecto está en el efecto del regreso de las retenciones en la actividad económica.

“En San Juan sólo generarían perjuicios”, afirmó Gattoni. Se basa en el efecto inverso que generó que el Gobierno nacional las suprimiera apenas asumió.

En Casa de Gobierno enumeran las ventajas de esa medida. Recuerdan que Caposo se reactivó con una inversión de 9 millones de dólares, incorporó personal, las tres minas en explotación extendieron su vida útil, aumentó la inversión en exploración, creció la cantidad de contratos con proveedores y el monto pagado por Ingresos Brutos e IVA.

Restituirlas a menos de un año de haberlas eliminado, entienden, dejará a la vista inseguridad jurídica e inestabilidad y una mala señal para los inversores. Gattoni aseguró que “se podrían ir empresas, no habría garantías de poder sostener los 40 mil puestos de trabajo directos e indirectos que da hoy la minería, las empresas bajarían el ritmo, habría menos producción y eso causaría una baja en la actividad económica y el pago de impuestos”.

A eso le agregó una consecuencia “nefasta” para las caleras: “Con las retenciones, dejarían de ser competitivas para exportar y podrían perder mercados”.

De acuerdo de los datos de Rentas, mientras las crisis pega fuerte en el país, la minería fue clave este año para que la recaudación esté por encima de la media nacional. Además, junto a la obra pública, ayudó a que San Juan sea donde más cayó el desempleo.

En el Congreso


El gobernador Sergio Uñac tomó posición sobre el asunto el jueves. Aseguró que modificar Ganancias es una necesidad, pero cuestionó que se incorporen las retenciones a la minería. Así, dio pautas de la charla que mantendrá con los senadores del PJ, Marina Riofrío y “Peto” Godoy, antes de que voten en el recinto.

En Diputados, los peronistas José Luis Gioja y Daniela Castro se abstuvieron en el artículo de la minería, pero aprobaron el proyecto en general. El también peronista Alberto Tovares y la bloquista Graciela Caselles lo rechazaron por pedido de Uñac.