Michelle Obama explotó contra Donald Trump

La primera dama de los EE.UU. mostró furia e indignación con el candidato republicano.

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, deploró ayer los comentarios sexuales del candidato republicano Donald Trump sobre mujeres, tildándolos de “intolerables” y “vergonzosos”.

“Esto no es normal. Es vergonzoso. Es intolerable. No importa a qué partido pertenezcas -Demócrata, Republicano, independiente-, ninguna mujer merece ser tratada de esa forma. Nadie merece este tipo de abuso”, sentenció la primera dama estadounidense en un mitin para Hillary Clinton en New Hampshire.

“Ni siquiera me puedo creer que estoy diciendo que un candidato a presidente de Estados Unidos se ha jactado de atacar sexualmente a mujeres”, prosiguió.  “Esto no fue una conversación de vestuario. Esto fue un poderoso individuo hablando libre y abiertamente sobre conducta de predador sexual”, añadió.

Michelle Obama dijo también que entendía claramente que hay un contexto de campaña electoral, pero señaló que “esto no tiene que ver con política. Se trata de decencia. Se trata de distinguir lo correcto y lo incorrecto”.

Abogada graduada en la prestigiosa Universidad de Harvard, la esposa del presidente Obama siempre tuvo una gran capacidad de oratoria, pero la furia e indignación que mostró en su discurso este jueves sorprendió a la multitud que se había congregado en el lugar para escucharla.

En otro tramo de su discurso, Michelle manifestó que ha “llegado el momento de ponerse de pie y decir ‘¡basta!’”.

La campaña de Trump sufrió un duro golpe tras la difusión de una grabación de una conversación mantenida en el año 2005, en el que se jacta de usar su condición como celebridad para abusar sexualmente de mujeres, lo cual le costó perder el respaldo de varios líderes republicanos y un una fuerte caída en los sondeos en la última semana. Incluso algunos de los mayores donantes del Partido Republicano instaron a su Comité Nacional a abandonar su candidatura presidencial, informa el diario The New York Times.

Tras la divulgación del video, al menos seis mujeres lo han acusado de acoso. Durante el debate del domingo ante su rival demócrata negó que hubiese agredido sexualmente de una mujer.

No obstante, Michelle consideró que pese a que no hubiese protagonizado ningún ataque sexual, sus dichos ya son de una gravedad intolerable: “Los hombres que conocemos no hablan de mujeres de esa forma. No es la forma en que personas decentes se comportan, y especialmente no es la forma en que se comporta alguien que quiere ser presidente”.

De acuerdo con Obama, si Estados Unidos no reacciona ante este escándalo “estaremos diciéndole a nuestros hijos que es aceptable humillar mujeres, y diciéndole a nuestras hijas que esa es la forma en que merecen ser tratadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.