MENDOZA – Se complica la reactivación de Potasio Río Colorado por los cambios en Ganancias

El Gobierno de Mendoza advierte de que Potasio Río Colorado estaría al borde de perderse si prosperan los cambios en impuestos. Piden a los senadores mendocinos que voten en contra de la iniciativa.

Mendoza arriesga perder el desarrollo del proyecto Potasio Río Colorado, por el cual está en plena negociación con la empresa Vale y ha firmado el decreto para que el 7 de enero tenga listo su plan de reingienería, que incluye la búsqueda de un socio dispuesto a colocar capital en el Sur mendocino y la trasferencia de las acciones a dicho inversor para poner en marcha la producción de la mina.

Senadores en la mira

Esta preocupación será trasladada este lunes a los senadores mendocinos, que tendrán que discutir el tema en la próxima sesión de la Cámara Alta, para que voten en contra del proyecto opositor.

Les llegará una explicación detallada de cuáles serían las consecuencias de apoyar la ley, a través de un informe que preparó la Subsecretaría de Energía de la Provincia, a cargo de Emilio Guiñazú.

El Gobierno y la propia Vale ya adelantaron que sería difícil atraer interesados, incluso, en un escenario sin retenciones, porque se requiere entre 1.000 y 1.500 millones de dólares para reactivarla, con una producción estimada en 1,4 millones de toneladas al año, a un precio de 250 dólares por tonelada de sales de potasio y un retorno del costo operativo de 120 dólares por tonelada, según datos oficiales incluidos en un informe de Energía.

En el mismo documento se advierte de que “un nuevo cambio en las leyes generaría no solo un impacto económico que alejaría, tal vez definitivamente, la viabilidad económica del proyecto, sino que aun en caso de un cierre marginal daría una señal desalentadora a los inversores sobre la estabilidad institucional de Argentina”.

Traba a los avances

Por otra parte, también se señala: “La norma terminará con los avances alcanzados entre las provincias y la Nación sobre el Pacto Federal Minero, que entre otros puntos, incluye la modificación a las regalías que pasan de un valor del 3% en boca de mina a un esquema progresivo que determina hasta el 3% del valor de la facturación, que sería equivalente a más del 5% de la boca de mina, y una remuneración variable creciente con las ganancias de las empresas. Además, se está renegociando la distribución de la renta minera entre la Nación y la Provincia a través de la creación de fideicomisos específicos de aplicación en las regiones mineras fondeados directamente por la Nación”.

Y concluye: “La reintroducción de las retenciones probablemente imposibilite todas estas negociaciones que van en favor de la Provincia”.

De poder frenarse la iniciativa, está estimado que la recaudación por el Impuesto a las Ganancias que tributan a la Nación mejoraría en 2.000 millones de dólares al año, lo que también beneficiaría a la Mendoza a través de la coparticipación. Al mismo tiempo, recibiría mayores regalías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.