Martín Guzmán: “En 2021 habrá un rol central del Estado para la recuperación económica”

Para el hombre que cerró el canje en la semana será clave en la etapa que viene el rol del sector público. Y dijo que la suba del dólar de los últimos días ha sido transitoria por la mayor demanda de bonos.

Entrevista con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

María Iglesia

El principal desafío por el que Martín Guzmán regresó a la Argentina fue resolver la reestructuración de la deuda. Tras varios años en Estados Unidos, el 10 de diciembre ya en Buenos Aires empezó su trabajo como ministro de Economía. Tras casi ocho meses de ese inicio, cerró un capítulo con el acuerdo con los principales fondos de inversión con bonos argentinos.

En una entrevista con Clarín y otros medios desde su despacho en el Palacio de Hacienda, ya más relajado con el acuerdo por el canje de US$ 64.800 millones encaminado, repasó los últimos días de negociación y habló de la economía para los próximos meses.

– ¿Qué aspectos faltan en la renegociación de la deuda con los bonistas?

– Son cuestiones de logística. En cuanto a los conceptos, están acordados en lo económico y en lo legal también. En esto último buscamos que no sea una cuestión que decida Argentina con sus acreedores, sino que sea la misma comunidad internacional la que avale y empuje innovaciones contractuales. Esperamos que se pueda resolver lo que queda lo más rápido posible para que el 24 pueda ser la fecha de cierre, pero son procesos en los que hay múltiples partes involucradas.

– Dijo que espera una alta participación en el canje, ¿qué porcentaje es posible alcanzar?

– No sería prudente dar números; hay un período de suscripción abierto. Pero sí, esperamos que haya un porcentaje superior para la activación de las cláusulas de acción colectiva. El acompañamiento está resultando masivo. Por fuera de los tres grupos con los que acordamos ahora ya había un acompañamiento. Ahora sumamos al grupo mayoritario.

"Hablé varias veces con Cristina Kirchner. Hay un espacio de reflexión que es muy valioso. El lunes previo al acuerdo también tuve una charla".

«Hablé varias veces con Cristina Kirchner. Hay un espacio de reflexión que es muy valioso. El lunes previo al acuerdo también tuve una charla».

– ¿Se puede esperar más de 80%?

– Pueden hacer cuentas. Nuestra intención es que sea la mayor participación posible. Eso sería bueno para todas las partes.

– Tras el anuncio, hubo unos días calmos en el dólar pero hubo un recalentamiento sobre final de la semana. ¿Por qué ocurrió esto?

 No es un recalentamiento lo que ocurrió en los últimos días. Es una señal positiva: hay inversores que como ven muy positivo el canje, entonces compran el bono en dólares que se usa en el contado con liquidación para luego canjearlo por un bono en pesos. Cuando se realice en canje en dólares bajo ley local, eso se revierte. Nos vamos a quedar con más deuda pesificada. Está ocurriendo un arbitraje. Para la economía es positivo. Es una transición que luego se va ordenando.

– Dijo también que los los controles cambiarios se pueden llegar a relajar en algún momento. ¿Estamos lejos?

– Siempre dijimos que los controles cambiarios fueron una decisión que tomó el Gobierno anterior en una situación de altísima ansiedad económica. La Argentina tiene que avanzar hacia un esquema de regulaciones de la cuenta de capitales más razonables. Pero para poder normalizar hay que construir resiliencia: eso se logra acumulando reservas y no se logra para un día para otro; lleva tiempo.

– ¿Cómo tomó a nivel personal el resultado del canje de deuda?

– Lo más importante a nivel personal fue cuando el presidente decidió confiar en nuestro equipo para poder liderar este proceso de resolución de la crisis de deuda, que era muy profunda. Nos da mucha paz estar aquí. Era una responsabilidad muy importante, histórica, en la que había mucho en juego. Sabíamos que las negociaciones iban a ser durísimas. Desde adentro ya sabe cómo va a seguir. El desenlace era algo que, en algún sentido, esperaba. Hubo varios momentos de tensión, que sabíamos que iban a estar y hasta los generábamos, como también los acreedores. Se dieron señales claras en la recta final, que se creyeron, que ayudaron a poner un final a esto.

"En 2021 va a haber un déficit fiscal primario que respete las necesidades de la recuperación. La obra pública va a tener un rol importante, los planes de vivienda también"

«En 2021 va a haber un déficit fiscal primario que respete las necesidades de la recuperación. La obra pública va a tener un rol importante, los planes de vivienda también»

– ¿Habló con Cristina Kirchner?

– Sí, hablé varias veces con ella. Hay un espacio de reflexión que es muy valioso. Ese lunes también tuve una charla. Al igual que ocurre con el Presidente, hay muchas cosas que se discuten y que quedan adentro. Pero hay un ámbito de reflexión muy valioso.

– ¿Lo toma como un logro personal?

– No. El principal logro es del país. Y en cuanto a figuras, es del Presidente: él apostó por este camino. El gran mérito es del Presidente.

– ¿Cuándo empiezan las discusiones con el FMI y para cuándo esperan tener el programa listo?

– Estamos en este momento en una cuestión procesal de acomodarnos para el inicio. Vamos a comenzar pronto. No necesariamente tiene que estar cerrado el tema con los acreedores privados. Va a llevar tiempo porque para hacerlo bien hay que involucrar a la sociedad en conjunto, que esté legitimado por la sociedad argentina. Va a ser bien diferente que el que hubo con el gobierno anterior. Vamos a poner a la recuperación económica en el centro.

– Siempre se habla que el programa es de Argentina, ¿qué grado de libertad se puede tener en la diagramación? ¿Cree que hubo un cambio en el FMI con el cambio de figuras?

– No dudamos que el anterior fue uno diseñado por el Gobierno argentino, pero no funcionó. No que lo impuso el FMI. Ahora buscamos lo mismo, pero ¿qué cambió? El Gobierno argentino. Obviamente que también el cambio de conducción en el FMI, la asunción de Kristalina Georgieva también trajo aire fresco a la relación.

– ¿Se buscarán fondos nuevos con el FMI?

– Estamos buscando con el FMI el equivalente a un refinanciamiento. Fondos nuevos no. Estamos abierto a todas las posibilidades en cuanto al esquema.

– En el supuesto en la negociación con los acreedores da la sensación de que se iría por una línea de facilidades extendidas.

-No está definido. Están todas las posibilidades sobre la mesa. La revisión de la economía argentina, el artículo IV, lo habíamos pedido pero por el coronavirus se suspendió.

– Estimaba meses atrás una caída del PBI de 6,5% para este año. ¿Esa cifra fue revisada?

– La cifra está revisada. Se presentará cuando enviemos el proyecto de Presupuesto 2021. Venimos trabajando con pronósticos de horizontes cortos. La inflación está bajando, en un contexto aún de recesión. La ley de Presupuesto 2021 incluirá una serie de medidas en un marco de consistencia fiscal y monetaria, bajo los objetivos de la recuperación económica. Más allá de que la velocidad de la recuperación dependerá de cómo evolucione la pandemia, la Argentina tiene condiciones para que 2021 sea un buen año.

– De las medidas que se tomaron para la pandemia, ¿cuánto va a quedar como permanente?

– Separamos tres bloques de gasto: el que es para lidiar con la situación de pandemia, el gasto de capital y el resto. Para 2021 va a haber un rol central del Estado en la recuperación, acompañando de la mano del sector privado, para que enfrente situaciones más dinámicas. Entendiendo que tiene que haber un camino hacia un orden de las cuentas fiscales, eso tampoco es algo que se logre de un día para el otro. En 2021 va a haber un déficit fiscal primario que respete las necesidades de la recuperación. La obra pública va a tener un rol importante, los planes de vivienda también, porque generan empleo y actividad económica, en el sector privado, precisamente. Todo el impulso al mercado interno va a tener un rol importante, al mismo tiempo que se va a cuidar para que las exportaciones crezcan. Se está trabajando también en redefinir reglas de juego para el sector energía.

– Con las tarifas de servicios públicos congeladas, se empieza a flexibilizar con naftas. ¿Va a haber más aumentos?

– El tema de las tarifas hay que resolverlo de una forma integral manteniendo ciertos equilibrios que no se sostuvieron durante la administración anterior. Pero ahora estamos en emergencia que, en cuanto ceda, habrá una definición sobre tarifas. Está el rol estratégico que YPF tiene que tener para el desarrollo del sector energético en la Argentina. Los números de YPF son realmente dramáticos, lo que ocurrió en los cuatro años previos: hubo una caída en todos los indicadores.

– ¿Va a haber aumentos de combustibles?

– Es una decisión de la empresa. No está decidido. Las decisiones se toman el contexto de las políticas de precio. Y todas las políticas se toman en un contexto más amplio.

– ¿Ve riesgos de hiperinflación?

– NO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.