Susana Malcorra partió rumbo a Cuba como la única funcionaria del gobierno argentino que participará del funeral de Fidel Castro. Se esperaba que llegara en la mañana de hoy  a La Habana para permanecer allí durante dos días.

Las ceremonias de la que participará la Canciller comenzarán en el Memorial José Martí, situado en la Plaza de La Revolución, donde se realizará el «acto de masas». Si bien Mauricio Macri y Gabriel Michetti no viajarán, si habrá jefes de Estado del continente y otros dignatarios internacionales.

El embajador argentino en Cuba, Ernesto Pfirter explicó que la ausencia del Presidente está justificada porque sólo participarán los mandatarios que «tenían una relación de amistad con él».

«Hay jefes de Estado que vienen, pero si vamos al caso, Fidel no era más jefe de Estado. Vienen varios porque tenían relación de amistad con él e integraban la alianza antiimperialista y tenían una relación personal más importante con Fidel Castro», apuntó en declaraciones a radio La Red y mencionó como ejemplo la participación de los presidentes de Ecuador y Venezuela, Rafael Correa y Nicolás Maduro.

De todos modos, el embajador destacó la presencia de la canciller Malcorra y agregó: «Yo no voy a juzgar lo que haga el gobierno argentino. Lo que haga mi superior no me corresponde a mi juzgarlo. La nuestra es una relación correcta y normal. Somos un importante socio comercial de Cuba».