Magnate argentino Eduardo Eurnekian comenzaría a exportar gas a Chile a partir de este verano.

Este sería el primer caso, en más de una década, en que se envía gas desde Argentina a Chile sin un compromiso de reimportación.

(Diario Financiero) La Compañía General de Combustibles (CGC), propiedad del multimillonario y empresario argentino Eduardo Eurnekian, podría volver a exportar gas a Chile a partir del próximo verano. Así lo confirmó la misma compañía al medio La Política Online.

“Gracias al incremento de nuestra producción logrado a partir de grandes inversiones en riesgo exploratorio por más de US$ 800 millones, nuestra oferta podría superar a la demanda local y en ese caso la exportación sería la llave para continuar creciendo”, señalaron desde la empresa.

Este sería el primer caso, en más de una década, en que se exporta gas desde Argentina a Chile, sin un compromiso de reimportación.

Hasta ahora, el Ministerio de Energía de Argentina solo había autorizado mecanismos de swaps, donde se obligaba a recomprar lo vendido al exterior. Pero a partir de un reciente decreto, se autorizó la exportación ilimitada con el único requisito de tener una demanda interna adecuadamente abastecida.

CGC sería así la primera firma en aprovechar esta modificación para vender sus excedentes fuera del país. Pero podrían seguirle más.

Según datos del Ministerio de Energía citados por La Política, CGC no fue la única compañía en incrementar su producción durante el primer cuatrimestre “sino que el total del gas local aumentó en un 3,8% de forma interanual, mientras que el segmento no convencional tuvo una suba del 36,8%”.

Junto con ello, la demanda residencial de gas en Argentina registró una caída interanual de 10,5% en marzo, lo que refleja una baja en el consumo relacionada con los aumentos de tarifas aplicados por el gobierno de Mauricio Macri.

“Yo calculo que les va a sobrar gas. Cuando uno analiza la demora de los nuevos gasoductos troncales internos, sumado a la retracción récord del servicio público de gas por redes y teniendo en cuenta que la economía está entrando en una fase recesiva, el mercado interno va a estar abastecido con una producción menor. Con lo cual si se aumenta la producción va a haber más saldos exportables que las empresas van a cobrar a un mejor precio que el que se les paga localmente”, dijo al medio local el director del Observatorio de Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), Federico Bernal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *