A partir de ahora, algunas operaciones no tendrán necesidad de la intervención estatal.

Según el instrumento, la medida fue tomada para propiciar el desarrollo de la industria nacional.

Los proyectos mineros nuevos y las ampliaciones de los actualmente en explotación y que deseen solicitar el beneficio de estabilidad fiscal deberán presentar, junto con el correspondiente estudio de factibilidad, un Plan de Participación de la Industria Nacional (PPIN), de acuerdo a lo que dispuso la Secretaría de Minería de la Nación.

La Resolución 110 E/2017, que firma el secretario Daniel Meilán y se publicó en el Boletín Oficial -el 9 de agosto-, señala que a partir del plan se informarán las acciones realizadas para promover la participación de la industria nacional en la fase inicial del proyecto (ingeniería y diseño) y en la etapa operacional inicial.

El objetivo de los PPIN, explica la norma, es “fomentar la industria nacional, ofreciendo a las empresas argentinas la oportunidad de participar en igualdad de condiciones, de forma justa y razonable, en los procesos de cotización para la adquisición de bienes, equipos y maquinarias y la contratación de servicios, siempre que ofrezcan bienes y servicios competitivos y con los niveles de calidad y plazos requeridos”.

Así, las compañías mineras deberán acompañar “información sobre compras y contrataciones de bienes de capital, equipos, partes o elementos componentes de dichos bienes, insumos, servicios y proyectos de sustitución de importaciones”.

La Resolución en cuestión derogó también el esquema normativo que regía mediante un instrumento del 12 de 2012, que establecía “que las compañías beneficiadas por la ley de Inversiones Mineras (24.196) debían contratar empresas nacionales para realizar fletes marítimos, fluviales, terrestres o aéreos para posibilitar operaciones de exportación de minerales o productos derivados”.

En este orden, la nueva medida justifica que “en el actual marco de atracción de inversiones es conveniente no limitar a los inscritos en el referido régimen, respecto de la elección de las empresas transportistas para realizar el transporte marítimo, fluvial, terrestre o aéreo de las operaciones de exportación y sus derivados, prescindiendo de su nacionalidad”.

Se permitirá a partir de ahora realizar tales operaciones “sin necesidad de la intervención estatal, favoreciendo un ambiente competitivo que tienda a reducir los costos operativos de las empresas mineras”.

Además, se derogó la resolución con fecha 13 de mayo de 2012, la cual establecía para las mineras la obligatoriedad de contar con su propio departamento de sustitución de importaciones, respetar las normas vigentes en el diseño y acabado de los proyectos de ingeniería para la construcción total o parcial de los proyectos mineros y presentar con una anticipación de 120 días a la adquisición de productos los cronogramas de demanda.

Para el caso, la nueva resolución cita un informe del exministerio de Planificación Federal -marzo de 2015-, según el cual “no resulta posible identificar la eficacia de las medidas adoptadas al no lograrse verificar el grado de contribución a la profundización del proceso de sustitución de importaciones de bienes y servicios en la actividad minera”.

Así, la secretaría de Minería destacó la necesidad de propiciar el desarrollo de la industria nacional “mediante una mayor participación de los proveedores de bienes y servicios de origen local que se requieran para el desarrollo de la actividad minera”.

 Sur

En la provincia de Santa Cruz ya se hicieron eco de la medida. El secretario de Minería, Guillermo Bilardo, señaló que “está muy claro que desde Nación buscan favorecer la importación indiscriminada”.

Sustitución de importaciones

El presidente de la Cámara Minera de Catamarca (CMC), Luis Manuel Álvarez, explicó: “Se modifican las Resoluciones 12 y 13 del Gobierno anterior que apuntaban al compre nacional y a sustituir importaciones por esta resolución nueva”.

“La legislación anterior era más clara y contundente”, opinó y aclaró que “estas modificaciones de la resolución apuntan al tema proveedores mineros nacionales”.

Esquiú