Desde Japón, último destino de su gira por Asia, el presidente Mauricio Macri destacó que «al mundo le interesa ayudar a los argentinos y ser socio de los argentinos». Por otra parte, sostuvo que en China pudo percibir «mucho entusiasmo y muchas ganas de participar del proceso de cambio de la Argentina» y expresó su confianza en que en el mismo sentido avanzará en la visita a Tokio.

 

 

 

 

El Mandatario remarcó que constituyó «un paso adelante muy importante» la visita a China, donde se reunió con las máximas autoridades, participó del foro «Una Franja, una Ruta» junto a una treintena de líderes mundiales, se entrevistó con representantes de empresas líderes y firmó acuerdos por un total de 15.000 millones de dólares.
«Es la tercera vez que lo veo a -el presidente chino- Xi Jinping en menos de 18 meses; se ha podido crear un vínculo personal, que siempre es importante, y, sobre todo, ir generando confianza entre ambos países, entre ambos gobierno», relató el mandatario en un mensaje grabado hoy en Tokio, que fue transmitido por radio Continental.
Allí, Macri dijo que en China percibieron que tanto las autoridades como los empresarios están «muy entusiasmados y con muchas ganas de participar de este proceso de cambio de la Argentina, de construcción a largo plazo, trabajando en tema de alimentos, de energía», entre otros.
«Además, sumamos diferentes acuerdos que involucran no sólo diferentes inversiones sino también cuestiones vinculadas a aumentar el comercio», enumeró Macri, quien este jueves arribó a Tokio, Japón, la tercera y última etapa de su gira por países asiáticos, que comenzó el sábado pasado en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, y continuó luego por China, donde inició su actividad el domingo.
En el mensaje, Macri resaltó la «confianza» que empieza a despertar «la Argentina» e insistió en que se trata de «un proceso que continúa y cada día dará más satisfacción» al indicar que sucederá «lo mismo con Japón».