LOS PELAMBRES – SEGUN EL JUEZ – No había duda con los límites.

Para Leopoldo Rago Gallo, el plan de Pelambres costaría unos US$ 150 millones.

Fue en ese escenario que la autoridad trasandina apuntó a que “los límites (geográficos) existían y no había ninguna duda sobre ellos, ni ningún tipo de litigio sobre los mismos”, poniendo en duda la posición de la empresa chilena, que en su momento se defendió haciendo alusión a supuestos errores de cartografía.

Respecto al retiro del material, Rago Gallo aseguró que el dictamen debiese ver la luz durante esta misma semana, y que el costo de la operación podría incluso superar las estimaciones realizadas por la minera, empinándose sobre los US$ 150 millones.

“Para una minera, invertir ese monto genera resistencia. Hubo que hacerles ver que estamos en una causa penal y hay un delito que hay que hacer cesar, de manera tal que había que tomar decisiones y rápidas”, replicó el juez.

En esa misma línea, no descartó decretar procesamientos tanto para los ejecutivos de AMSA, como los de Glencore, el otro involucrado en el conflicto, asegurando que en relación al retiro de la escombrera, se trata de dos procesos judiciales independientes que avanzan por distintas vías.

Se estima que si llega la luz verde, los trabajos de remoción del material comiencen a mediados de diciembre, con el fin de aprovechar las buenas condiciones climáticas que existen durante el verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *