Los inversores en paladio recogen sus beneficios

El precio del paladio ha crecido un 24% en 2017 y ha convertido a este metal preciosos del grupo del platino en el más rentable para los inversores en lo que llevamos de año.

Sin embargo, los analistas creen que este crecimiento podría desacelerarse a partir del tercer trimestre del año. Uno de los motivos es la desaceleración de las ventas de los vehículos de gasolina en los Estados Unidos y China (sus dos principales mercados), lo que va a suponer una reducción en la demanda de este metal, utilizado para la fabricación de catalizadores para los vehículos con este tipo de motores.

Las cifras registradas por el paladio, un 24% de subida desde principios de año, han supuesto su mejor racha alcista de los últimos seis años, impulsadas por la perspectiva de un nuevo déficit del mercado: es decir, que la producción anual no es suficiente para cubrir toda la demanda existente.

Ése ha sido el motivo por el que los hedge funds y otros especuladores hayan apostado por este metal, disparando su precio durante el mes de mayo a máximos de los últimos dos años.

Este optimismo parece haberse diluido y se espera una corrección de precios a corto plazo, como aseguran los analistas de Commerzbank AG a Bloomberg. Desde CPM Group señalan, además, que la estacionalidad del mercado del automóvil y el deseo de recoger beneficios por parte de los inversores también van a influir en la evolución del precio del paladio.

De momento, los datos de ventas de automóviles en China y Estados Unidos no son muy optimistas: las ventas en China cayeron un 1,7% en abril, hasta 1,69 millones de unidades, mientras que en EEUU descendieron en 16,8 millones, desde los 17,2 millones del año pasado. Además, el futuro del mercado automovilístico en EEUU se complica, ya que se ha endurecido la concesión de créditos al consumo.

En cualquier caso, la explicación a estas subidas continuadas del precio del paladio se encuentra en la escasez de suministro. Para 2017 se prevé que el déficit de producción alcance las 792.000 onzas, en comparación con las 163.000 onzas de 2016, según las cifras de Johnson Matthey Plc.

El precio del paladio para entrega inmediata cayó un 0,1%, hasta los 841,35 dólares la onza a primeras horas de la mañana del pasado lunes, 5 de junio, en Nueva York, justo después de haber alcanzado su precio más alto desde 2014.

El hecho de que los precios hayan crecido un 51% durante 2016 ha hecho que muchos inversores no quieran esperar más y comiencen a recoger sus beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.