Los bancos centrales siguen muy activos en la compra de oro para sus reservas

Tras un flojo comienzo de año, la demanda de oro por parte de los bancos centrales va aumentando debido, sobre a todo, a importantes operaciones puntuales realizadas por algunos países. Aunque no se van a alcanzar las cifras de años anteriores, los analistas creen que esta demanda constituye un importante factor que apoya la subida del precio del oro.

 

A falta de conocer los datos en detalle de las operaciones en oro realizadas por los bancos centrales durante el mes de abril, que publicará el Consejo Mundial del Oro a principios de junio, ya han trascendido algunas compras que muestran que la demanda de metal precioso por parte del sector oficial va a seguir aumentando pese a un inicio discreto de 2021.

Según un informe publicado por el alemán Commerzbank, con datos del Fondo Monetario Internacional, el Banco de Tailandia aumentó sus reservas de oro en 43,5 toneladas en abril, mientras que Uzbekistán adquirió 8,4 toneladas de metal y Kazajistán, 4,4 toneladas.

El informe revela también que el Banco de la Reserva de la India compró 6,8 toneladas de oro en abril, mientras que el Banco Nacional de Camboya aumentó sus reservas en cinco toneladas durante el mismo periodo.

Estas operaciones demuestran que el sector oficial sigue interesándose por el oro. De hecho, su actividad de compra durante el primer trimestre del año ha sido muy similar a la de años como 2016 y 2017, en los que se batieron récords de compras.

Según los datos del Consejo Mundial del Oro, los bancos centrales compraron 95,5 toneladas de oro entre enero y marzo de este año, cifra que es un 23% inferior a la registrada durante el mismo periodo del año pasado.

Aunque desde este organismo creen que el sector oficial seguirá siendo un comprador neto de oro a cierre de 2021, los analistas del Consejo Mundial del Oro reconocen que existen algunas nubes en el horizonte: “las grandes y esporádicas compras y ventas que se han llevado a cabo en los últimos meses hacen que sea difícil determinar en qué dirección se va a mover la demanda de los bancos centrales a corto plazo. Pero nuestra expectativa es que van a seguir siendo compradores netos durante el resto del año, ya que creemos que el sector oficial sigue manteniendo un sentimiento positivo hacia el oro”.

El informe de Commerzbank señala que este impulso en la demanda de los bancos centrales va a ser un importante factor de apoyo del mercado del oro. Precisamente en estos días, el precio del metal ha superado los 1.900 dólares la onza por primera vez desde el pasado mes de enero: “unido a la subida de la demanda de consumo que se espera para estos meses y a la revitalización de la demanda de inversión, creemos que estos factores van a ser muy positivos para el precio del oro”.

Desde el banco alemán creen que es solo cuestión de tiempo que el precio del metal vuelva a superar la barrera de los 2.000 dólares la onza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.