Litio, oro y plata, las estrellas de un road show de inversiones en Londres

Deshielo con Gran Bretaña

Habría proyectos por U$S 23.000 millones. Catamarca, Salta y Jujuy serían las zonas más beneficiadas.

El Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, junto al embajador argentino en Londres, durante un seminario sobre minería en LOndres. Foto: embajada argentina.

El litio y una nueva era de la minería en la Argentina fueron las darlings de un seminario de inversiones en Londres, en el que gobierno argentino proyecta atraer interesados para el postergado sector por unos 23.000 millones de dólares. A los ocho proyectos para el litio se suman también yacimientos de oro, plata y cobre. Catamarca, Salta y Jujuy serían las zonas más beneficiadas si aterrizan, tras este tour maratónico argentino. Lo organizaron el embajador Carlos Sersale di Cerisano junto a Julian Rooney, de la Cámara de comercio argentino británico, acompañados por 90 empresarios de los sectores de bebidas, alimentos y agroindustria.

Con la presencia del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el secretario de Minería Daniel Meilan, al menos 100 empresarios mineros, abogados y banqueros británicos se hicieron presentes en la residencia del embajador argentino para escuchar y analizar las propuestas de inversión.

Argentina mostró una lista de quince proyectos mineros donde se puede invertir. Meilan señaló que las tres empresas internacionales más importantes de litio ya han aterrizado en el país: Argentina tiene los terceros yacimientos del mundo junto a Bolivia, Chile,Afganistán y Pakistán.

“Las inversiones son en proyectos que han pasado el riesgo minero. Se van a desarrollar si mantenemos políticas y no somos transgresores seriales. Esta es una gran oportunidad de ocupar un espacio de proyectos de 23.000 millones de dólares, que están buscando inversiones” precisó Meilan, quien alertó sobre la falta de mano de obra entrenada en el sector.

“Baja inflación” y “control del déficit fiscal” fueron las promesas de Dujovne, que tranquilizaron “macroeconómicante” a los futuros inversores. Los empresarios británicos escucharon al ministro en perfecto inglés, sin preguntas. Tomaban nota del marco regulatorio legal y ambiental para las explotaciones.

“Es alentador el panorama y el programa macroeconómico parece resuelto” identificó Ken Haddou, ex Río Tinto y hoy “aventurero”. Pero sin querer ser identificados, a los inversores les preocupa el mediano y largo plazo en el país. “Con la corrupción estamos acostumbrados a lidiar porque es un fenómeno latinoamericano” admitió un banquero británico que financia inversiones mineras.

Las inquietudes son otras, y más difíciles de responder. Si el país “volverá a ser ingobernable si regresa el peronismo al poder”, “si vuelve el kirchnerismo y reedita el cepo” o “prohíbe el envío de ganancias al exterior”. O tener que vender apresuradamente en un mal negocio, como le pasó a la multinacional Río Tinto. Pero el requerimiento fundamental es “seguridad jurídica” y “un firme y estable marco regulatorio”. Sin eso, los inversores no aterrizarán en el país. “Aunque, en medio de la nueva ola populista global, Argentina tiene una extraordinaria oportunidad porque va en sentido contrario” aclaró uno de lideres de las mineras más importantes del mundo.

A los inversores les interesó el acuerdo para la prospección y explotación que hay entre Chile y Argentina, que firmó Meilan en la década del 90. Define 16 puntos en la frontera donde son factibles proyectos binacionales, aunque para cada proyecto se necesita un protocolo especial, que debe aprobar el Parlamento.

A Estel Blaitl, de Satelital Catapult, le interesa la posibilidad de trabajar con satélites en el sector minero en Argentina. “Argentina es interesante, porque la tecnología aún no se usó. Podemos trabajar en todo tipo de minas, de cielo abierto y también con minas subterráneas” explicó.

Un desayuno con muffins, un almuerzo con timbal de palta y langostinos, cordero regado por un buen Malbec y vinos de alta montaña sirvieron para generar un buen clima de negocios. Todos se aprestaban a sentarse en el palaciego comedor de la residencia diplomática, cuando el vocero de la primera ministra Theresa May anunció que el divorcio entre Europa y Gran Bretaña se lanzará el 29 de marzo.Era la noticia más esperada e inquietante del país.

“Ahora ustedes van por el buen camino y los populistas somos nosotros . Gran Bretaña decidió suicidarse” admitió Sir Michael Rake, presidente de BT, pro europeo y preocupado por el futuro del reino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.