Las crisis geopolíticas, un factor favorable a la subida del precio del oro

Entre los factores que suelen jugar a favor de la subida del precio de los metales preciosos están las crisis geopolíticas. En los últimos años ha habido numerosos ejemplos y, ahora mismo, asoman varias en el horizonte, como las tensiones en Ucrania oriental, el reciente incidente nuclear en Irán o las noticias de que Estados Unidos ha enviado una delegación a Taiwan.

 

En su último informe Precious Metals Weekly, la consultora británica Metals Focus analiza el impacto que las tensiones geopolíticas han tenido en la evolución del precio del oro durante los últimos 30-40 años y en la actualidad, con el trasfondo de la pandemia de Covid-19.

La principal conclusión del informe es que “es improbable que eventos de este tipo tengan un efecto duradero en los precios del oro y otros metales preciosos”, ya que, “en la mayoría de los casos analizados, el oro registró una importante subida, en algunos casos de forma impresionante. Sin embargo, estas subidas resultaron ser una reacción instintiva y los precios volvieron a los niveles de antes de la crisis en un periodo relativamente corto de tiempo”, señalan desde Metals Focus.

Invasión de Afganistán por la URSS

El informe analiza algunos de los casos más llamativos de crisis geopolíticas registradas en las últimas décadas. La primera fue la invasión de Afganistán por parte de la Unión Soviética, en diciembre de 1979.

Tropas soviéticas entrando en territorio de Afganistán

El oro había estado subiendo de precio durante los meses anteriores, como consecuencia de la segunda crisis del petróleo (ocasionada por la revolución iraní y la guerra Irán-Iraq). Pero la invasión de Afganistán disparó el precio del oro a más del doble en cuestión de días, alcanzado su máximo histórico hasta aquel momento: 850 dólares la onza.

Según los analistas de Metals Focus, el precio del oro se mantuvo en niveles altos durante un periodo de tiempo prolongado, aunque fue más determinante el factor de la crisis del petróleo y su impacto en la economía global, que hundió al dólar hasta sus niveles más bajos en muchos años.

Invasión de Kuwait

Otro hito geopolítico de la historia reciente fue la invasión de Kuwait por parte de Iraq, en agosto de 1990. Ese mes, el precio del oro se recuperó de una bajada que lo había llevado a sus niveles mínimos en muchos años (367 dólares la onza) y se disparó hasta los 414 dólares hacia finales de ese mes.

Invasión de Kuwait por parte del ejército de Iraq

Sin embargo, esta subida duró poco y, tras dos intentos de recuperar el nivel, el precio del oro entró en un mercado bajista que se extendió aún durante varios años más.

Atentados terroristas de Nueva York

En septiembre de 2001, los atentados terroristas contra las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York provocaron una reacción bastante modesta del precio del oro, que subió 20 dólares la onza hasta tocar techo en 294 dólares, antes de dejarse la mayor parte de estas ganancias.

Atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York

Sin embargo, los analistas de Metals Focus recuerdan que antes de estos atentados, el oro ya había entrado en una carrera alcista, por lo que su precio ya estaba subiendo antes de aquel fatídico 11 de septiembre.

Guerra entre Rusia y Ucrania

La actual crisis entre Rusia y Ucrania vivió momentos de mayor tensión, con el enfrentamiento armado entre ambos países en 2014. En aquellos momentos, el oro se encontraba en pleno mercado bajista, después de haber tocado techo a finales de 2012. Posteriormente cayó hasta su mínimo en varios años en diciembre de 2013 y experimentó una breve mejoría, al calor de la guerra ruso-ucraniana, en marzo de 2014, subiendo hasta los 1.380 dólares la onza.

Guerra entre Rusia y Ucrania (2014)

“Aunque esta crisis subrayó las ganancias del oro, éstas fueron de corta duración, ya que el positivo entorno económico mundial acabó pesando sobre el oro. Sin embargo, el impacto que esta guerra tuvo en Rusia, incluyendo las sanciones que le fueron impuestas con posterioridad, determinó la actuación de su banco central, que se lanzó a aumentar sus reservas de oro hasta alcanzar sucesivos máximos durante 2019. Un buen ejemplo de cómo los acontecimientos geopolíticos pueden tener un impacto a medio plazo en el mercado del oro”, apunta el informe.

Crisis de los misiles de Corea del Norte

Durante la crisis provocada por las pruebas de misiles nucleares por parte del régimen de Corea del Norte, en 2017, el precio del oro también experimentó unas breves subidas, en un entorno económico global muy positivo.

Kim Jong-un, delante de un lanzamisiles del ejército de Corea del Norte

El oro cotizaba a 1.130 dólares la onza a finales de 2016 y se disparó por encima de los 1.350 dólares por la crisis, mientras los mercados de capitales seguían máximos.

Como explican desde Metals Focus, “algunos inversores reaccionaron a esta crisis cambiando a acciones más defensivas, en vez de aumentando su exposición al oro”.

Guerra comercial China-EEUU

Un evento geopolítico más reciente que también ha influido en el mercado del oro ha sido la crisis comercial entre China y los Estados Unidos, que fue especialmente cruda durante el verano de 2019, cuando los inversores huyeron hacia un activo refugio como el oro, impulsando su precio por encima de los 1.500 dólares la onza.

Toma del Capitolio

En enero de 2021, el asalto al Capitolio de Washington tuvo un importante impacto en el precio del oro, que recuperó el nivel de los 1.950 dólares la onza que había alcanzado por última vez a principios de noviembre de 2020.

Asalto al Capitolio de Washington (enero de 2021)

Sin embargo, este nivel de precios no se mantuvo y, a principios de marzo, había descendido hasta 1.677 dólares la onza, su nivel más bajo desde principios de junio de 2020, debido al aumento de los rendimientos de los bonos, la fortaleza del dólar y el mayor apetito por el riesgo de los inversores.

“En conclusión, aunque diversos acontecimientos geopolíticos tienen posibilidades de agravarse, incluyendo el conflicto en la frontera ucraniana, va a ser más decisivo para el precio del oro el escenario económico favorable. Las políticas monetarias y fiscales, incluyendo la persistencia de los tipos de interés bajos y los rendimientos reales negativos de los bonos, y las preocupaciones por la subida de la inflación, van a continuar jugando a favor de la inversión en oro a corto plazo. Somos escépticos en cuanto a que se prolongue la reciente fortaleza del oro a lo largo de este año. Creemos que todo ello va a contribuir a que el precio del oro se recupere hacia finales de este año y en 2022, concluye el informe de Metals Focus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.