“La venta parcial de oro del FMI ayudaría a los países pobres durante la pandemia”

Los defensores de la deuda están pidiendo al Fondo Monetario Internacional que venda parte de sus reservas de oro, compuestas en la actualidad por 2.814 toneladas, para cubrir los pagos del déficit de los países más pobres del mundo durante los próximos 15 meses, debido a la pandemia mundial de la Covid-19.

 

Con la inminente crisis de la deuda en el mundo en desarrollo en un lugar destacado de la agenda de las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional FMI de esta semana, el comité de la Jubilee Debt Campaign JDC, organización benéfica del Reino Unido que trabaja para acabar con la pobreza causada por deudas injustas, señaló a “The Guardian” que las ventas del oro del FMI ayudarían a los países más vulnerables a hacer frente a la conmoción de la Covid-19 y allanarían el camino para un cambio más amplio.

Según fuentes del FMI, en la actualidad cuenta con unas reservas de 90,5 millones de onzas de oro, 2.814 toneladas, valoradas actualmente en 175.000 millones de dólares, unos 149.147.546.240 de euros.

Una fuerte subida desde agosto en el precio del metal precioso significa que, desde principios de 2020, el valor de las reservas de oro del FMI ha aumentado en 38 mil millones de dólares.

El JDC, en un comunicado de prensa, afirma que “vender menos del 7% del oro del FMI generaría una ganancia de 12 mil millones de dólares, que es suficiente para cancelar las deudas de los 73 países más pobres hasta el final de 2021 y aún dejar a la organización con sede en Washington con 26 mil millones más de oro de lo que tenía a principios de año”.

Tanto el FMI como su organización hermana, el Banco Mundial, han identificado la necesidad de un plan integral de alivio de la deuda para los países pobres, que incluiría las deudas con gobiernos, organizaciones multilaterales y el sector privado.

El JDC comentó que las ventas de oro actuarían como un catalizador para un amplio acuerdo de deuda y ayudarían a convencer a China, un gran acreedor, de que no se le pedirá que asuma una parte desproporcionada del esfuerzo de ayuda.

Sarah-Jayne Clifton, directora del Jubilee Debt Campaign , expresó que “Existe una enorme desigualdad en los recursos disponibles para los países para ayudarlos a capear la crisis de Covid. Los países más pobres simplemente no tienen las herramientas monetarias y de otro tipo disponibles que los países ricos están utilizando para mantener sus economías a floteEl FMI tiene las herramientas y los recursos para ayudar a cerrar esta brecha. Ahora tiene la capacidad de desbloquear un plan integral de cancelación de pagos de deuda que podría ahorrar a los países más pobres 180 mil millones de dólares en pagos de deuda en los próximos cuatro años. Esto tendría un gran impacto, ayudando a los países más pobres a hacer frente a la actual crisis económica y sanitaria y apoyando su recuperación económica más rápida en los próximos años”.

Además de utilizar las ganancias de las ventas de oro, el JDC dijo que los países ricos deberían estar preparados para utilizar la capacidad del FMI para crear activos de reserva, conocidos como derechos especiales de giro, para cancelar las deudas de los países pobres.

El JDC indica que una combinación de ventas de oro y Derechos Especiales de Giro recaudaría lo suficiente como para cancelar todas las deudas de los países más pobres con organizaciones multilaterales, incluidos el FMI y el Banco Mundial, hasta 2024. Esto ahorraría a los países 70.000 millones de dólares.

El portavoz del FMI, Gerry Rice, respondió a la llamada de la organización británica de la siguiente manera: “Las reservas de oro brindan una fortaleza fundamental al balance del FMI, lo que permite que el Fondo otorgue préstamos de manera segura y a bajo costo a sus países miembros. Esto es particularmente importante en la actualidad, cuando el FMI está brindando un apoyo excepcionalmente grande a sus miembros, incluidos los países miembros más pobres, en el contexto de la pandemia de Covid-19. El FMI no tiene planes de vender oro en este momento”.

Para finalizar diciendo que «El FMI ha aprobado financiamiento de emergencia de más de 10 mil millones de dólares para 47 países de bajos ingresos desde marzo y la semana pasada extendimos un segundo tramo de seis meses de alivio del servicio de la deuda en forma de donación para 28 países pobres, financiado por países más ricos«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.