Cada año, el foro reúne a gobiernos, jefes de servicios públicos y reguladores de América Latina y el Caribe en conversaciones con desarrolladores de proyectos internacionales, inversores y proveedores de servicios, con el único objetivo de impulsar proyectos energéticos en cada región y sobre todo, en Estados Unidos que busca promover políticas y enfoques de desarrollo sustentable.

La actividad minera de Chile será requerida a gran escala por el boom de las energías limpias. Uno, porque el ritmo acelerado de la demanda de energías renovables no convencionales que requieren de nuestros minerales y dos, porque nuestro potencial geológico permite proveer de ellos”, afirmó la autoridad.

Desarrollo Minero

Según datos del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS), Chile posee las mayores reservas de cobre (23%) y litio (51%) del mundo. Asimismo, el cobre y el litio son los principales minerales requeridos para paneles solares, turbinas de viento y vehículos eléctricos.

En la oportunidad, el subsecretario Blanco puntualizó que la electromovilidad impacta en toda proyección de la demanda mundial de minerales, destacando que, “la revolución de las energías ha disparado la curva de demanda del cobre, ya que se necesita cuatro veces más cobre para un auto eléctrico versus un auto convencional. Lo mismo para el desarrollo de las energías renovables, sobre todo la solar y eólica, que también necesitan entre tres y cuatro veces más cobre que la energía convencional”.

La autoridad cerró su intervención señalando que Chile seguirá siendo un país minero por excelencia.

El principal desafío que tenemos es que a 2050 tengamos una minería que use predominantemente energías limpias. Esto permitirá mantener nuestra participación de mercado y seguir aumentando nuestra producción y no solo mantenerla”, indicó.