La producción de oro de Arabia Saudí ha crecido un 143% desde el año 2016

Como todos los países de su ámbito geográfico, Arabia Saudí es un importante mercado para el oro. Sin embargo, pocos lo asociarían con la producción minera del metal precioso. El hecho es que su Gobierno ha impulsado un importante plan estratégico destinado a aumentar la producción minera de metales preciosos y de base. Un plan que ya está obteniendo sus primeros frutos, con un aumento de un 143% en la producción de oro desde el año 2016.

 

Según el periódico local Saudi Gazette, el país ha incrementado su producción de oro en un 143% desde 2016, hasta alcanzar la cifra de 12,35 toneladas, desde las 5,09 de hace cinco años.

Este aumento es el primer fruto del plan estratégico ‘Vision 2030’, puesto en marcha en 2016 por el Gobierno saudí, con el objetivo de desarrollar el sector minero y aumentar su contribución a la economía del país.

En palabras del príncipe Muhammad Bin Salman, el sector minero es “como un nuevo yacimiento petrolífero sin explorar”.

Los datos publicados por el Ministerio de Energía, Industria y Recursos Minerales saudí revelan que la producción de oro del país creció un 5% en 2019, lo que equivale a 0,588 toneladas más de las 11,77 producidas en 2018.

Durante la última década, la producción de metal precioso en Arabia Saudí ha crecido un 176%, desde las 4,86 toneladas de 2009 a las 12,35 del año pasado. Un resultado en línea con lo que persigue el plan ‘Vision 2030’.

La mayor parte del oro extraído en Arabia Saudí procede de la mina a cielo abierto de Ad Duwayhi (en la imagen), operada por la compañía Ma’aden Gold.

Por su parte, la producción de plata se ha incrementado un 5% en 2019, hasta las 5,59 toneladas, en comparación con las 5,3 obtenidas en 2018. Desde que se puso en marcha el citado plan de desarrollo de la minería, la producción de este metal ha crecido un 24%, algo más de una tonelada en términos absolutos.

El plan no solo contempla el fomento de la producción de metales preciosos, sino también de otros metales de base muy utilizados en la industria, como el cobre. La producción de este metal creció también un 5% en 2019, hasta las 63.300 toneladas.

Desde que se puso en marcha el plan, la producción de cobre ha crecido un 37%, desde las 46.250 toneladas de 2015.

Según explicó el príncipe en una comparecencia televisiva, el valor de los minerales del reino es de 1,3 billones de dólares, de los que 240.000 millones corresponden únicamente al valor del oro.

Bin Salman reconoció también que es difícil que un inversor extranjero o local se arriesgue y confíe en un sector nuevo como es la minería, “por tanto, entendemos que el principal impulso debe venir desde el Fondo Público de Inversiones.

Durante la entrevista, el príncipe subrayó que solo se ha explotado alrededor del 3% del potencial minero de Arabia Saudí, que cuenta con unas enormes reservas de minerales, entre ellas de uranio, que representan el 6% de las reservas globales de este elemento.

El objetivo de Bin Salman es que el sector minero se convierte en el tercer pilar de la economía saudí, para reducir su dependencia del negocio del petróleo, que ha proporcionado grandes quebraderos de cabeza a los países productores durante los últimos meses.

“Nuestros objetivos, de acuerdo con el plan de desarrollo del reino, son diversificar nuestras fuentes de ingresos, aumentar el empleo y fomentar el desarrollo de nuestra economía, concluyó el príncipe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.