La llamada a revisión de Fiat en EEUU dispara la demanda de paladio

El paladio es un metal precioso, aunque sus principales usos son industriales y, en concreto, por parte del sector del automóvil, para la fabricación de catalizadores. Además, tiene un mercado muy reducido, por lo que las alteraciones en la producción o cifras de ventas de vehículos influyen en el suministro y demanda y, por lo tanto, en el precio del metal.

 

Por eso, la noticia de que la compañía Fiat Chrysler Automobiles NV se ha visto obligada a llamar a revisión a un total de 862.520 automóviles con motor de gasolina para reemplazar los catalizadores va a suponer un auténtico impacto en el mercado del paladio, por el incremento de la demanda que implica.

Según señalan desde la refinería Heraeus a Bloomberg, reemplazar los catalizadores de todos estos vehículo va a requerir unas 77.000 onzas (2,4 toneladas) de paladio, una situación complicada para los productores de este metal, que no son capaces de atender a la creciente demanda existente, motivo por el cual el precio del paladio se ha disparado en los últimos dos años.

Para el conjunto del año 2019 la producción de este metal precioso será inferior al consumo en 545.000 onzas (16,95 toneladas), según las estimaciones publicadas en diciembre pasado por Citigroup.

Ello se debe, principalmente, a que la nueva y más estricta regulación de control de las emisiones contaminantes en los vehículos de gasolina ha obligado a los fabricantes de automóviles a incrementar sus compras de paladio, un aumento de la demanda que ha tenido lugar a pesar, incluso, de la reducción en las cifras de ventas de vehículos en China, Europa y los Estados Unidos.

En el caso concreto de la compañía Fiat, esta masiva llamada a revisión se debe a las conclusiones de una investigación llevada a cabo por la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés). Este organismo realiza inspecciones periódicas de los vehículos para asegurarse de que sus emisiones se mantienen dentro de los límites legales.

La revisión incluirá la sustitución de algunos componentes del catalizador del vehículo, una pieza clave del sistema de control de emisiones. Se calcula que Fiat tendrá que emplear en el reemplazo de estas piezas alrededor de 110.000 onzas (3,4 toneladas) de metales preciosos, de las que alrededor del 70% serán de paladio.

El déficit de este metal se verá ligeramente aliviado por el hecho de que todos los catalizadores retirados de los vehículos revisados se reciclarán para recuperar los metales preciosos que contengan, aunque estos metales tardarán unos cuantos meses en regresar al mercado.

En su comunicado, la Agencia Medioambiental advierte que está investigando a otras compañías de automóviles que pudieran estar incumpliendo la regulación de control de emisiones y pudieran ser objeto de futuras llamadas a revisión.

El paladio cotiza actualmente por encima de los 1.540 dólares la onza y los analistas creen que la llamada a revisión de los vehículos Fiat de gasolina podría disparar su precio hasta los 1.650 dólares la onza, un nivel que no se ha visto hasta ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.