La caída de la industria fotovoltaica en China reducirá la demanda de plata

La plata es uno de los metales preciosos con mayor número de aplicaciones industriales, debido a sus propiedades físicas y su precio, más asequible que el del oro, platino o paladio. Una de sus principales aplicaciones industriales es la construcción de paneles solares fotovoltaicos. Sin embargo, la desaceleración de la industria fotovoltaica en China podría provocar un descenso de la demanda de plata en los próximos meses.

 

Según el último informe Heraeus Precious Appraisal, de la refinería Heraeus, la instalación de paneles solares fotovoltaicos en China se va a reducir alrededor de un 50% en 2019.

Los últimos datos revelan que en el tercer trimestre del año, la instalación de paneles fotovoltaicos fue de 4,6 GW, lo que reduce el total anual instalado a apenas 16 GW, casi un 50% menos que el año pasado.

Desde Heraeus señalan que el retraso en la publicación de las pautas para las subvenciones a la industria fotovoltaica provocó esta desaceleración en el primer semestre. Sin embargo, el esperado rebote que se iba a producir a partir del mes de julio al final no ha tenido lugar.

La nueva regulación incluía una subvención en las tarifas de recompra para las instalaciones conectadas antes del 31 de diciembre, pero ni siquiera esto ha contribuido a recuperar la demanda en el tercer trimestre, que se ha convertido en el peor del año en el mayor mercado fotovoltaico mundial.

Desde Heraeus apuntan que esta caída en el número de instalaciones fotovoltaicas en China va a impactar de forma negativa en la demanda anual de plata. Según The Silver Institute, Durante el año pasado, la industria fotovoltaica china consumió 33,8 millones de onzas de plata (1.051 Tm), para la instalación de un total de 44,1 GW, que representaba el 42% de la potencia total instalada en el mundo en 2018.

Después del pobre resultado registrado por la industria fotovoltaica china en el tercer trimestre, la Asia Europe Clean Energy Advisory (AECEA) ha revisado a la baja la cifra estimada de nuevas instalaciones en China para el conjunto del año 2019, desde los 35-40 a 20-24 GW.

Como explica el informe Heraeus Precious Appraisal, un recorte de 20 GW en las nuevas instalaciones fotovoltaicas en China representa aproximadamente una reducción de 15 millones de onzas de plata (466 Tm).

Hay que tener en cuenta que, además, las instalaciones fotovoltaicas cada vez consumen menos plata, ya que la tendencia es ir sustituyendo el metal precioso por otras materias primas más baratas, lo que representa unos 2 millones de onzas (62 Tm) menos de plata cada año.

A pesar de esta caída del mercado interno, la industria fotovoltaica en China produce también paneles solares destinados a la exportación, por lo que el crecimiento de la industria en otros países está sirviendo para compensar en parte la desaceleración de las cifras en China.

Las exportaciones no van a compensar completamente la caída de 20 GW; para ello se requeriría un incremento de al menos un 40% en las instalaciones solares fotovoltaicas en el resto del mundo, lo que equipararía las cifras con las de 2018.

Además, las estimaciones de potencia instalada global que se hicieron a principios de año (en torno a 125 GW) parecen ahora excesivamente optimistas lo que, unido al incremento de la sustitución de plata por otros metales, añade aún más presión a la demanda global de plata procedente de la industria fotovoltaica, que va a ser inferior a los 80,5 millones de onzas (2.503 Tm) que se registraron el año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.