Google compró más energía limpia de la que necesita.

Neha Palmer, jefe de estrategia energética de la empresa, dijo que la compañía acordó comprar la producción de aproximadamente 3 gigawatts de plantas de energía limpia a nivel mundial.

(La Tercera-Pulso) La unidad de Alphabet Inc. utilizó alrededor de 7 teravatios-hora de electricidad para ejecutar todas sus operaciones globales el año pasado, y se originó incluso más que eso, según Neha Palmer, jefe de estrategia energética de la empresa.

Los compradores corporativos son los principales compradores de energía eólica y solar. Si bien parte de la motivación es avanzar en los objetivos de sostenibilidad, también están descubriendo que la energía limpia es a menudo la electricidad más barata disponible. Las grandes compañías tecnológicas han liderado esta tendencia, y Google ha sido la más grande de todas. Este año está planificando cinco nuevos centros de datos de los EEUU, por lo que Palmer espera que la compañía suscriba más acuerdos de compra de energía.

“Nuestro consumo eléctrico es la mayor parte de nuestra huella de carbono”, dijo Palmer en una entrevista telefónica. “El programa de energía renovable que tenemos es la mejor manera de mitigar nuestro impacto en el carbono”. Ella declinó decir cuánto poder limpio compró Google el año pasado.

[VEA TAMBIÉN: Consumo de data center apuesta por la energía solar]

Las compañías suscribieron acuerdos a largo plazo por una cifra récord de 5.4 gigavatios de capacidad limpia a nivel mundial el año pasado, según Bloomberg New Energy Finance, en comparación con 4.3 gigavatios en 2016.

Eso es suficiente para desplazar al menos a 10 plantas de energía a carbón.

Google firmó su primer acuerdo de compra de energía limpia en 2010, y desde entonces ha arreglado alrededor de 25 más, lo que provocó más de $3 mil millones en nuevas plantas de energía limpia. Google acordó comprar la producción de aproximadamente 3 gigawatts de plantas de energía limpia a nivel mundial, según New Energy Finance, más del doble que Amazon.com Inc., el próximo consumidor verde más grande.

“Es una inversión importante, que genera muchos proyectos nuevos de energías renovables”, dijo Kyle Harrison, analista de Bloomberg New Energy Finance, con sede en Nueva York, en una entrevista. “Es una apuesta a largo plazo en energía limpia, una protección contra los precios mayoristas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *