Firma tailandesa se suma a proyecto de SQM en Argentina

Bangchak ingresó a la propiedad de LAC, socia de la minera chilena, con una inversión de US$ 112 millones.

Y si hace algunos días la gigante china Ganfeng acordó financiar parte de la etapa de construcción de la iniciativa Cauchari-Olaroz, ahora se sumó la tailandesa Bangchak.

En específico, la firma acordó condiciones de financiamiento por US$ 112 millones, a cambio del 16,4% de las acciones de LAC, convirtiéndose en el segundo mayor accionista de la canadiense, después de Ganfeng.

El acuerdo se divide en la compra de US$ 32 millones en acciones de LAC por parte de los tailandeses a lo que se suma la inyección de recursos por US$ 80 millones, monto que será destinado a cubrir los costos de construcción de la iniciativa emplazada en la zona trasandina de Jujuy.

Con este movimiento, sumado a lo ya acordado con Ganfeng, la socia de SQM consiguió levantar capital por US$ 286 millones, monto suficiente para solventar los requerimientos de capital de LAC en la construcción de la primera etapa de la iniciativa, controlada en partes iguales con la minera ligada a Julio Ponce.

“Creemos que satisfacerá los requerimientos de financiamiento para el 50% de Lithium America de la etapa 1 de Cauchari-Olaroz. El plazo y la magnitud de las facilidades de deuda proporcionan a Lithium Americas mayor flexibilidad financiera, limitación de la dilución a los accionistas existentes, y evitar pactos onerosos, multas por pago adelantado o costos que no sean intereses sobre la cantidad sacada”, señaló el vicepresidente de LAC, John Kanellitsas.

Bangchak, con sede en Bangkok, tiene una capitalización bursátil de US$ 1.300 millones. La firma se cataloga como líder emergente en energía verde, aunque su negocio principal es la refinación de petróleo.

El proyecto

El joint venture entre LAC y SQM considera instalar al otro lado de la cordillera una instalación con capacidad para producir 50 mil toneladas anuales de productos de litio.

Esta meta se alcanzaría en dos etapas. La primera para llegar a 25 mil toneladas requeriría US$ 435 millones. Luego, a través de una expansión, se alcanzaría la capacidad máxima, con US$ 250 millones.

[Utilidades de SQM se reducirían 24% por acuerdo en Estados Unidos]

TEMAS ASOCIADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.