(Emol) Con optimismo, así ven en el Gobierno el principio de acuerdo anunciado ayer entre China y Estados Unidos (EE.UU.) para poner fin a la guerra comercial entre ambos países. Esto debido a los efectos negativos que el conflicto ha tenido en la economía mundial y de paso en Chile.

En nuestro caso, las repercusiones se han sentido en el crecimiento económico, las exportaciones y también en el precio del cobre y del dólar, según señalaron a Emol una serie de expertos.

Uno de ellos fue el economista de Libertad y Desarrollo, Tomás Flores, quien explicó que «la guerra comercial ha restado cerca de un punto de crecimiento del PIB chileno durante el presente año y ha afectado nuestras exportaciones en cerca de US$ 10 mil millones, debido a la caída del precio del cobre».

Asimismo, Flores recordó que «antes del inicio de la guerra el precio del cobre era US$3,2 por libra y cayó a US$ 2,6 por libra. Esto elevó el tipo de cambio desde $630 a más de $700 por dólar».

En la misma línea, la economista del ESE Business School de la Universidad de Los Andes, Cecilia Cifuentes, apuntó que «Chile es un país que está muy integrado al resto del mundo y la guerra comercial lo que hace es reducir el crecimiento del comercio mundial y de esa forma reduce la demanda por nuestros productos, tiene el efecto por la vía del comercio».

«El segundo elemento, es lo que uno llama el canal financiero, finalmente puede ser incluso más significativo que el canal comercial directo, porque la guerra comercial genera una situación de riesgo en el mundo que hace más inestable los mercados financieros, aprecia el dólar y deprecia las otras monedas y por esa vía, genera una caída también en el crecimiento mundial», acotó Cifuentes.

Expectativas

Por su parte, el economista de la Universidad de Santiago, Victor Salas, planteó que la baja en el precio del cobre, «significa bastante en los resultados que Codelco tiene, que es propiedad del Estado, y de todas las mineras de cobre de Chile que bajan en los impuestos que pagan».

Lo mismo, agregó, ha pasado respecto a la baja en la demanda de nuestras exportaciones, principalmente en los bienes que se mandan a China y Estados Unidos.

De este modo, Salas precisó que «si se levantan las expectativas de que va a haber acuerdo comercial, entonces, las bolsas suben, el precio del cobre sube. Pero después vamos bajando cuando se ve que las medidas y los acuerdos no se concretan tan fácilmente, como es lo que se ha estado viendo durante todo el año». Aunque cree que es «positivo tener un acuerdo a lo menos parcial».

En tanto, el economista y académico de la Universidad de Chile, Alejandro Alarcón, recordó que «Estados Unidos y China son casi la mitad del PIB del mundo y por tanto, si su actividad decrece como está decreciendo claramente afecta. Puede ser buena noticia que haya un acuerdo, aunque todavía no se concreta, sabemos que cerrar el detalle escrito va a tomar por lo menos un mes, por eso que se habla que la firma podría ser en la APEC. Yo soy escéptico, porque ha habido otros episodios en que Trump anunció que se iba haciendo un acuerdo y no ocurrió».

«Yo creo que en este momento va afectar las expectativas, mientras se termina de firmar el acuerdo esto es un buen auguro a mejores expectativas hacia el año 2020. Este año ya está jugado, ya está cerrado y los efectos de estos dos años de guerra comercial, en abril del 2020 se cumplirían dos años, van a continuar marcando sobre todo este año que es muy poco el tiempo que queda para que termine», remató.