ENERGIAS RENOVABLES – Señales concretas del Gobierno a los empresarios de las energías renovables: crónica de una importante reunión que marcó el rumbo para 2019

Las cámaras empresarias, gremios y áreas de Gobierno involucradas en el desarrollo de las energías renovables participaron ayer de una nueva reunión multisectorial en el partido bonaerense de Florencio Varela, organizada por el ascendente Ministro de la Producción, Dante Sica.

¿Se podrá alcanzar el 20% de energías renovables en 2025 sin nuevas subastas de alta potencia? ¿Cómo será el rol del Mercado a Término en los próximos años? ¿Cuáles cámaras y gremios van a firmar el convenio colectivo de trabajo de las renovables? ¿Qué hará el Gobierno con los proyectos que no se construyen? ¿Se van a ejecutar garantías ante incumplimientos? ¿Cómo podría avanzar la actividad sin el programa de líneas de alta tensión PPP?

Demasiadas preguntas para tratar en apenas una hora y cuarto de reunión en la que tantos actores necesitan plantear sus demandas.

A nivel general, la conclusión del evento fue sintetizada por un empresario presente que conversó con este medio: “queremos garantizar la continuidad del mercado en los próximos años”.

Es que más allá de lo que significa el proceso electoral, 2019 será el año en que prácticamente finalizará la construcción de las centrales, alcanzando un promedio de inauguración de más de un proyecto por semana. Sin dudas, será un eje de campaña para el oficialismo.

Ahora bien, para conocer las respuestas del mundo empresario, hubo que esperar algunos minutos, dado que el encuentro comenzó con un balance de la agenda oficial basada en los temas que se trataron en las sub-mesas durante 2018, cerca de las tres de la tarde. Se analizaron aspectos de la logística, impuestos y tasas municipales, simplificación de trámites, entre otros.

Ante esa oportunidad de mostrar números, Sebastián Kind, el Subsecretario de Energías Renovables tomó el centro de la escena para mostrar los importantes resultados de sus tres años de gestión, ante la sorpresiva ausencia del Secretario de Energía, Javier Iguacel.

De acuerdo a los datos presentados, están en marcha 115 proyectos, de los cuales 20 se encuentran en operación comercial y 95 en construcción. Suman 3.767 megavatios, 5.440 millones de dólares de inversión y aproximadamente 9.000 nuevos puestos de trabajo entre directos e indirectos.

Alfredo Bernardi, Presidente de la Cámara Eólica Argentina (CEA), se fue satisfecho con el evento. “Fue muy positiva la mesa”, reconoció. Lo dice, claro está, a razón de que varios de los reclamos que venía exponiendo la entidad que dirige fueron tomados en cuenta por los distintos ministerios.

Solo por citar un ejemplo, el Gobierno confirmó una medida que se planteó por carta días atrás: a través de una nueva normativa, Kind anticipó que el Gobierno va a extender el plazo de construcción de los proyectos adjudicados en la Ronda 2 del Programa RenovAr.

No va a ser “gratis”, aclaró el funcionario. Se espera un pedido de mayor integración de contenido local, en línea con lo que, ni lento ni perezoso, planteó Gastón Guarino, presidente de GRI Calviño, el fabricante de torres que hizo las veces de representante de la industria local.

Todavía no se descarta que sea a cambio de una baja del precio. Tampoco que haya modificaciones respecto de los beneficios fiscales, aunque estas opciones aparecen en segundo plano para la cartera de energía. Así leen entre líneas los dirigentes.

Sobre esta medida a publicarse, cabe señalar que no incluye a las inversiones de la Ronda 1 y 1.5, por lo que deberán respetar los plazos de entrada en operación comercial (COD) que comprometieron ante la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA).

Con el correr de los minutos, los funcionarios mostraron otra carta que esperaba el sector eólico: afirmaron que reasignarán al Mercado a Término (MATER) la potencia que quede disponible de las líneas de alta tensión por los contratos que no construyan los parques y de los pocos adjudicados que no se firmaron en la última licitación.

No fue un anuncio menor si se tienen en cuenta las restringidas oportunidades de negocio previstas para el próximo año: el día anterior, el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, suspendió obras del esquema de participación público-privada (PPP) por la suba de las tasas de interés en Argentina, lo que afectó directamente el plan ya demorado de licitaciones del sistema de transporte eléctrico.

Sobre este punto hizo hincapié, Andrés Gismondi, Director Comercial en Argentina de VESTAS, el fabricante más importante a nivel mundial de aerogeneradores con sede en Campana: “planteamos nuestra preocupación porque las redes no se estén ampliando; entendemos que no se va a poder cumplir los objetivos de la Ley 27.191”.

Dicho esto en el auditorio, Kind interrumpió para hacer un comentario: “estamos trabajando en eso y vamos a encontrar una solución”. No quedó claro el mecanismo ni los tiempos previstos. Una de las opciones sería convocar a una nueva subasta de alta potencia incluyendo a cargo de los privados el desarrollo de las líneas.

Habrá que esperar, ya que el contexto financiero y político no colabora, y tras la caída del esquema PPP  vuelve otra vez la discusión sobre la metodología para avanzar con las ocho líneas de 500 kV que estaban definidas por el Gobierno.

Para la cartera de Producción fue más sencillo. No por casualidad, ese mismo día, Nordex Group anunció oficialmente una asociación con la Fábrica de Aviones (FADEA) para ensamblar turbinas en Córdoba. Una gran noticia para el rubro. Ya lo había anticipado este medio varios meses atrás.

“Estamos avanzando mucho: ya hay 1900 empleos en la fabricación de componentes y equipos para energías renovables y dos fabricantes internacionales de aerogeneradores localizados en el país, lo que demuestra el interés de la Argentina ante los jugadores internacionales”, remarcó el subsecretario de Compre Argentino y Desarrollo de Proveedores, Sergio Drucaroff.

Dante Sica, el Ministro de la Producción, anfitrión del evento, tomó nota de las posiciones de cada actor, pero prefirió hablar poco, dando lugar al resto del equipo más interiorizado con los detalles de la industria.

“El sector de energías renovables tiene un enorme potencial para crecer en producción y competitividad, con la creación de puestos de trabajo de calidad en todo el país”, destacó Sica al inaugurar la mesa.

Otro punto que se tocó y que sin dudas traerá tela para cortar es el de los convenios colectivos de trabajo. Guillermo Moser, Secretario General de Luz y Fuerza, confirmó que estaría cerca de firmar el marco laboral para eólica con la CEA. “La idea es cerrarlo en los próximos días”, anunció Bernardi, su presidente. Incluso antes que termine 2018.

Para este nicho, las negociaciones están avanzadas, dado que se vienen desarrollando reuniones semanales desde hace tiempo entre dirigentes gremiales y empresarios. Quizás 2019 sea la primera negociación paritaria exclusiva para renovables.

Sobre este mismo punto, la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) elaboró su propuesta, tanto para eólica como el resto de las tecnologías, según explicó Marcelo Álvarez, su presidente, al momento de su exposición.

“Estamos conversando con UOCRA para que el convenio no cubra solamente las etapas de operación y mantenimiento sino también la construcción de los parques”, explicó ante la consulta de Energía Estratégica.

Y aclaró que la propuesta de CADER incluye a energía solar y otros marcos para bioenergías. “Pedimos formalmente a la secretaría de trabajo ser parte en todos los convenios, incluidos el de eólica. Creo que se puede firmar el convenio con varios actores, incluyendo a la cámara eólica. Nuestra propuesta abarca construcción, operación y mantenimiento e involucra también a la UOCRA. Es el mapa más grande y aspiramos a ser contraparte de la parte empresarial”, fundamentó el dirigente.

Para el gremialista de Luz y Fuerza, Guillermo Moser, el problema que suscitan las energías renovables es que desplazarán centrales a base de combustibles fósiles que son antiguas a ineficientes, lo que significará la pérdida de 1.500 puestos de trabajo.

El consuelo que le dio Kind fue el desarrollo de la generación distribuida, dado que podría compensar y hasta incrementar el nivel de empleo en las distintas provincias.

Siguiendo con la agenda de temas tratados, llegó el momento de hacer un repaso sobre la Devolución Anticipada del IVA.

La demora del pago a privados alcanzó un pico de $1.900 millones de pesos, según mencionó Kind, pero informó que se pagaron $1.000 millones, por lo que restan $900 millones, algo así como 23 millones de dólares.

“Hubo predisposición para resolver el tema”, valoró Bernardi. A pesar de que las pérdidas fueron millonarias para los inversores, por la devaluación de 120% que se produjo durante el proceso de mora, los representantes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) acotaron en el encuentro – a modo de descargo – que la respuesta del organismo fue en tiempo “récord”, considerando la historia del Estado Nacional.

Por su parte, Marcelo Álvarez, titular de CADER, coordinó en la misma mesa sectorial una audiencia para garantizar que los sistemas fotovoltaicos ingresen libre de impuestos, pensando en la generación distribuida, dado que las últimas disposiciones legales dejan un vacío legal que permite el juego de interpretación por parte de la ADUANA para cobrar aranceles. “Cómo está redactada la normativa no es definitivo la exención sino que es discrecional”, sostuvo.

“Quedamos con representantes de la Aduana en reunirnos la próxima semana para resolver el tema”, contó el dirigente a este medio.

En la mesa, CADER advirtió que generación distribuida requiere planes de financiación por parte de la banca pública y privada, especialmente del Banco Nación. “Es importante para facilitar las inversiones”, expresó.

El momento gracioso de la jornada se produjo al comentar “RenovAr 3”, la licitación de 400 MW que está en curso para desarrollar emprendimientos de baja escala.

Los eólicos representados por la CEA advirtieron que no favorece a su tecnología, por el límite de 10 MW, lo que generó una respuesta inmediata e irónica de Kind: “los solares dicen que está hecha para eólica”.

A modo de chiste, Álvarez tomó el micrófono para terciar en el debate, señalando que se amolda mejor a fotovoltaica. ¿Cómo se resolvió? Funcionarios y dirigentes quedaron en evaluar los resultados tras la presentación de ofertas, con un vino de apuesta por medio.

Aunque casi pasó desapercibido, CADER planteó retomar en 2019 un proyecto de ley que permita estimular el uso de la energía solar térmica. En este sentido, Álvarez se comprometió en colaborar en la redacción de un borrador.

Por último, Álvarez solicitó algún beneficio para los productores rurales que utilizan sistemas de bombeo de agua, para que las tecnologías renovables puedan aprovechar con mayor facilidad ese nicho en el interior del país, por ejemplo, en La Rioja, dónde los industriales se mostraron interesados en adquirir equipos.

El encuentro terminó pasadas las 16.15 de la tarde, con fuertes lluvias, ésta vez sin la presencia del presidente Mauricio Macri. Había participado en la primera reunión de junio, pero ésta vez evitó la audiencia, casualidad o no, desarrollada en una zona y mes complicados para el macrismo: Florencio Varela, el conurbano bonaerense profundo.

Según informó un parte de prensa de la Secretaría de Energía, en la mesa participaron funcionarios de la AFIP, de Vialidad Nacional y de la Aduana. Por parte de las cámaras, asistieron directivos de la UIA; directivos de la Cámara Eólica Argentina (CEA); el Clúster de Industrias y Tecnologías de las Energías Renovables de Argentina (CITERA); la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER); el Ente Zona Franca Bahía Blanca, la Asociación de Generadores de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGEERA).

También la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FEDEEAC); la Cámara de Industriales de Proyectos e Ingeniería de Bienes de Capital de la República Argentina (CIPIBIC) y la Asociación de Supervisores de la Industria Metalmecánica. También estuvieron presentes dirigentes de los sindicatos Luz y Fuerza, la UOM y UOCRA.

A nivel político, generó incertidumbre la ausencia de Javier Iguacel, el Secretario de Energía. Está muy entusiasmado con el desarrollo de Vaca Muerta, lo que para algunos referentes de la industria de energías limpias puede significar un problema a futuro, por la disputa de generación entre tecnologías. “Aranguren hubiese ido”, comparó un empresario con la anterior gestión de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.