Energías renovables: los privados le traen dinamismo al mercado

La creación del Régimen del Mercado a Término de Energía Eléctrica de Fuente Renovable, oficializada el 18 de agosto último, se erige como un anticipo del dinamismo que el mercado privado puede traer a las energías limpias en la Argentina. El análisis de sus protagonistas.

Energías renovables: los privados le traen dinamismo al mercado

El 18 de agosto último, el Gobierno nacional dio un paso fundamental para garantizar el derecho de los grandes usuarios de electricidad -que son más de 8.000 en la Argentina- a elegir su proveedor de energía renovable y negociar libremente las condiciones de suministro.

Lo hizo mediante la Resolución 281 del Ministerio de Energía y Minería, que creó el Régimen del Mercado a Término de Energía Eléctrica de Fuente Renovable, orientado a aquellos usuarios cuya demanda media en el último año calendario previo al mes de la transacción sea igual o mayor a 300 kilovatios (kW).

De este modo, comenzó a recuperar plena vigencia la Ley 27.191, que exige el funcionamiento de un mercado eléctrico transparente que asegure a los usuarios un abastecimiento de energía confiable y competitivo.

Es un anticipo del dinamismo que el mercado privado puede traer a las energías renovables en la Argentina.

«Es un gran paso hacia la democratización y descarbonización energética. La mejora que introduce, en realidad, es que abre el mercado entre privados que hasta ahora no existía. Y habilita a los grandes usuarios para que negocien la compra de energía renovable a generadores y comercializadores», menciona Juan Bosch, presidente del trader energético Saesa.

Contratos libres

En concreto, la Resolución 281 genera el marco normativo que permite a grandes consumidores del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) y a generadores privados de energía a partir de fuentes de tecnología renovable negociar libremente contratos de suministro para abastecer sus actividades comerciales e industriales.

«También crea un registro de proyectos y fija el calendario para que los grandes consumidores o grandes usuarios puedan manifestar su intención de realizar contratos. Además, establece una serie de cargos que deberán abonar aquellos que no opten por contratar y, por lo tanto, decidan cumplir las obligaciones de la Ley 27.191 con el suministro de energía renovable desde el Estado, representado, en este caso, por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa)», explica Gustavo Anbinder, gerente de Nuevos Negocios de Genneia.

Dichos usuarios podrán asegurar hasta el 100% de su consumo eléctrico de fuentes renovables o adquirir únicamente los escalones mínimos exigidos por la Ley 27.191, sancionada en el año 2015 por unanimidad. En cuanto a estos, la norma prevé que se incremente la participación renovable en la matriz eléctrica hasta alcanzar un 8% de los consumos anuales totales al 31 de diciembre de 2017 (con fiscalización al año siguiente). Y esa proporción aumentará de forma progresiva hasta alcanzar un 20% al 31 de diciembre de 2025.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.