Energía prevé creación de 10 mil nuevos empleos el próximo año.

El impulso que ha experimentado el sector de energía, con el aumento de la construcción de proyectos relacionados, ha ido aparejado de la mayor necesidad de mano de obra por parte de las distintas iniciativas. Así lo grafica el estudio “Ocupación, Empleo y Productividad Laboral”, elaborado por la división de Prospectiva y Política Energética del Ministerio de Energía, que estima que el próximo año el sector creará 10.500 nuevas plazas.

El documento sostiene que del total de empleos requeridos para el próximo año, 5.400 corresponden a proyectos de generación ERNC y 2.100 de ellos serán puestos de trabajo para la construcción de hidroeléctricas de mayor escala. Dentro del sector ERNC, la mayor demanda vendría de la construcción de nuevos proyectos, y de acuerdo al estudio, la mano de obra asociada a este tipo de iniciativa crecería 66% y 158% entre el 2016 (como punto de partida) y 2030.

El documento agrega que entre el año 2013 y el 2017 el número de trabajadores ocupados en el sector de energía se ha incrementado a una tasa anual promedio de 8,5%, frente a un crecimiento del empleo a nivel país a tasa de 1,4% anual. Es así como la participación del sector energía pasó desde el 0,43% de los ocupados a nivel nacional al 0,52% desde 2013 a la fecha.

“El empleo depende directamente de la cantidad de proyectos que se ejecuten o pongan en marcha, y en el caso de sector energético, para los próximos años hay más de 100 proyectos con cronograma definido, y de ellos, unos 40 comenzarán su construcción en 2018. Dos tercios de estos proyectos son centrales eólicas y solares, y el resto plantas hidroeléctricas”, explicó el ministro de Energía, Andrés Rebolledo.

Especialización

De acuerdo con el informe, el sector energía evidencia una mayor especialización de sus trabajadores, al comparar su composición con la del resto del país. Entre febrero de 2013 y junio de 2017, el 18% de los trabajadores fueron empleados no calificados, cifra menor al 23% del total país. En la misma fecha, el 32% de los ocupados del sector pertenecen a operarios de maquinaria, mientras que a nivel nacional éstos abarcan el 14% de la ocupación.

El estudio sostiene que las características de la ocupación en el sector de energía son diferentes al del total del país, con una alta presencia de trabajadores dependientes, y la casi nula existencia de actividades por cuenta propia.

Respecto de las cifras y si tocó techo el sector en materia de construcción de proyectos y empleabilidad, el ministro Rebolledo es optimista. “La tendencia de crecimiento del empleo en el sector energético debería mantenerse positiva. Esta no solo depende de la instalación de centrales ERNC, sino también de la construcción de líneas de transmisión, instalación de techos solares en clientes residenciales, comerciales e industriales, entre otros, que estarán creciendo en los próximos años. Rebolledo agregó que la expansión de la electricidad a otros consumos, como el transporte y la calefacción, sumado a un eventual crecimiento de la minería y de la propia industria de ERNC “debería acompañar este crecimiento. No está de más recordar que las proyecciones apuntan a que en 2050 el 90% de la matriz eléctrica podría ser en base a recursos renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *