El fin de la burbuja del bitcoin desencadenará otra fiebre del oro

Las criptomonedas como el bitcoin y similares han atraído inversiones por valor de cientos de millones de dólares durante el año 2017, lo que les ha hecho superar con crecer el valor del oro. Sin embargo, diversos expertos están alertando sobre la formación de un “criptoburbuja” cuya explosión podría afectar a miles de inversores y, de rebote, desencadenar una huida de éstos hacia el oro.

La burbuja de las criptomonedas sigue creciendo, pero su explosión podría estar cada vez más cerca. Según explica Mark Mobius, CEO de Templeton Emerging Markets Group, en una entrevista publicada en el diario de los Emiratos Árabes Unidos Gulf Newslos gobiernos van a incrementar su control sobre estas divisas digitales, a causa del incremento de su uso por parte de los grupos terroristas y traficantes de droga, que han contribuido a que se dispare su cotización en el último año.

“Las criptomonedas están cada vez más fuera de control y van a atraer la atención de los gobiernos de todo el mundo. Se va a producir una vuelta de los inversores al oro, porque la gente se está planteando si realmente se puede confiar en ellas”, señala Mobius.

La explosión de la burbuja podría haber comenzado ya, concretamente en China, donde se encuentran la mayoría de los “mineros” de bitcoin (equipos que se encargan de resolver problemas de seguridad de la cadena de generación de bitcoin, a cambio de un pago en esta divisa).

El Banco Popular de China declaró este lunes, 4 de septiembre, la ilegalidad de las ofertas de monedas y de cualquier actividad recaudadora de fondos. Según el banco central del país, las investigaciones que ha llevado a cabo sobre organizaciones e individuos que han organizado las llamadas “ofertas iniciales de monedas” (Initial Coin Offering, ICO) han concluido que esas actividades distorsionan el orden financiero y debe ser prohibidas.

En los Estados Unidos, tanto los bancos como los reguladores están estudiando la llamada “tecnología de registro contable distribuida” (Distributed Ledger Technology, DLT), y algunos funcionarios de la Reserva Federal han hecho públicas sus dudas acerca de las llamadas divisas digitales.

Además de Mobius, otros expertos han alertado sobre los posibles peligros de las criptodivisas. Desde Bank of America Merrill Lynch, por ejemplo, advirtieron en julio a los inversores que fueran cautos con el bitcoin, ya que existen muchos obstáculos como el riesgo de robo o hackeo, que hacen poco probable que esta divisa alcance el estatus de garantía.

Este lunes, 4 de septiembre, el bitcoin cayó más de un 10%, después de conocerse la prohibición por parte del Banco Popular de China. La criptomoneda ha subido más de un 360% en lo que llevamos de año y está a tiro de alcanzar su récord histórico, aunque su cotización está caracterizada por una enorme volatilidad.

El precio del bitcoin superó por primera vez el precio de la onza de oro el pasado mes de marzo.

En lo que llevamos de año, los inversores han inundado el mercado de divisas digitales con cientos de millones de dólares. Según Coinmarketcap.com, el valor de las 20 principales criptomonedas supera los 150.000 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *