El desafío PepsiCo: cómo la CEO quiere un futuro sano y sustentable para la compañía

Indra Nooyi impulsa una nueva agenda corporativa para la multinacional que pone el foco en la salud con un cambio en su cartera de productos, y en la responsabilidad social y la igualdad de género para mejorar la calidad de vida de sus empleados.

PepsiCo recientemente reveló una nueva agenda corporativa global que pone el énfasis en la salud y la responsabilidad social. Eso puede parecer difícil para una compañía conocida por producir comida chatarra, pero la presidenta y CEO, Indra Nooyi, y su jefe científico, Mehmood Khan, dicen que están dedicados a hacer más saludables sus productos, a empoderar a sus empleados y a alentar la responsabilidad ambiental.

-La innovación es una palabra que se usa mucho. ¿Cuál es su definición?

-Indra Nooyi: Todo lo que haga mover la línea principal de la compañía. Alrededor del mundo nuestras categorías están creciendo entre 3% y 4%, lo que significa que todos los años, si queremos mantener o ganar participación en el mundo, tenemos que crecer aumentar nuestro ingreso entre US$ 2500 millones y US$ 3000 millones, sólo para mantenernos igual. Y nuestra base se erosiona todos los años porque algunos de nuestros productos mueren. Por lo que nuestro crecimiento bruto tiene que ser del orden de los US$ 5000 millones al año. Eso es un gran desafío. Por lo que tengo que innovar como loca con la compañía. La magnitud de lo que tenemos que hacer en la primera línea sólo para mantener nuestra participación de mercado o ganar un poco es inmensa.

-Mehmood, Indra dice que usted es la estrella de la innovación. ¿Eso de los US$ 5000 millones es su responsabilidad?

-Mehmood Khan: cuando pensamos en tecnología e I&D, de lo que hablamos realmente es invención, no innovación. La innovación es cuando uno toma los inventos y resuelve una necesidad del consumidor. Esa es la innovación de cara al consumidor que vemos en la góndola del supermercado. Hay otra innovación en el fondo: los productos que hacemos, donde obtenemos los ingredientes, como cultivamos los componentes agrícolas, como distribuimos, cómo manufacturamos. Una parte clave de mi rol es cómo armar el rompecabezas. Y el consumidor está cambiando rápido y cada vez más nos dice lo que quiere, pero no en términos demasiado claros.

-Uno de los pilares de crecimiento que anunció Pepsi es «ayudar a mejorar la salud y el bienestar». El negocio de PepsiCo históricamente se ha basado en bebidas azucaradas y snacks salados. Hay algo inauténtico en su intento de mejorar la salud y el bienestar?

-IN: El negocio de PepsiCo tiene tres ejes. Uno son las bebidas divertidas y los snacks: Pepsi, Mountain Dew, Lay’s, Doritos, Fitos, Cheetos. La segunda es lo que podría llamar «mejor para vos»: Diet Pepsi, Lay’s horneadas, Doritos horneados. Y están los productos que son «buenos para vos»: Quaker, Tropicana, Naked Juice. Ahora, estamos tratando de tomar la cartera divertida y reducir la sal, el azúcar y la grasa. Yo no creé PepsiCo. No creé Doritos o Fritos o Cheetos. Estoy tratando de tomar los productos y hacerlos más saludables. ¿Y sabe lo que me dicen? ?No seas la Madre Teresa. Tu trabajo es vender gaseosas y papas fritas’. Por lo que no estoy siendo insincera. Estamos tratando de tomar un hábito histórico de comer y beber que ha sido exportado al resto del mundo y hacerlo más permisible.

-¿En qué medida su trabajo es enseñar a consumidores que no debemos comer comidas que no son tan saludables, versus darnos los productos que nos gustan?

-MK: Yo soy un profesional de la salud [Khan es endocrinólogo] pero no es mi trabajo ahora. Mi trabajo es tomar los mejores consejos y descubrir como llevar productos a los consumidores para que elijan lo más adecuado. Hacemos nuestra parte. Todos los demás tienen que hacer su parte.

-IN: Tenemos que asegurarnos que los productos más sanos, como Quaker y Tropicana, tengan buen sabor y precio razonable -porque no se debería tener que pagar más por productos sanos- y que estén disponibles en forma ubicua. Entonces tenemos que presentarlos del modo de inducirlo a adoptar opciones más sanas. Hay un momento y un lugar para los productos divertidos.

-Pasemos al segundo pilar: Proteger nuestro planeta.

-IN: Para mi es personal porque me crié en una ciudad con falta de agua en el sur de la India. Teníamos quizás una hora de agua en la mañana y teníamos que recoger todo lo posible para poder vivir. Esa ciudad sigue teniendo falta de agua, pero hay una planta de bebidas allí. Y en muchas partes del mundo en las que hay falta de agua tenemos instalaciones. Por lo que uno de los pilares de nuestra sustentabilidad ambiental es reducir el uso de agua en nuestras plantas y descubrir como hacer que toda la comunidad tenga agua, llevando allí nuestras tecnologías, pasando las tecnologías a los campesinos para que puedan cultivar y regar de un modo que sea eficiente para ayudar a conservar agua.

-El pilar tres es empoderar a la gente en todo el mundo. Parte de su agenda incluye invertir US$ 100 millones en apoyo a mujeres y niñas. ¿Por qué ese enfoque específico?

-IN: La meta es más extensa que eso. Queremos crear un ambiente en PepsiCo en el que cada empleado pueda traer todo su ser al trabajo y no sólo ganarse la vida sino también tener su vida. Hemos hecho mucho en términos de crear guarderías en nuestras instalaciones, dando a la gente licencia por maternidad y paternidad, dando a la gente horarios flexibles. Pero queremos asegurarnos de que todas las personas en el mundo tengan la posibilidad de venir a trabajar en PepsiCo, no sólo los que tienen la suerte de poder educarse. Se discrimina en particular contra las mujeres y las niñas en muchos países. Creemos que si se educa a la mujer se educa a la sociedad. Y mejora la base de consumo. Por lo que vamos a invertir en todos los países para mejorar la situación de las mujeres y las niñas. Con nuestra capitalización de mercado somos la 37° nación del mundo. Y tenemos un gobierno global, que muchos países o regiones no tienen. Creo que tenemos que hacer nuestra parte para encontrar maneras de mejorar la sociedad donde estemos.

-Indra, usted habló de la responsabilidad que siente al ser una de las pocas mujeres que dirige una empresa tan grande como PepsiCo. Ese número no parece estar cambiando muy rápido. ¿Por qué persiste esta situación?

-IN: Más del 50% de la gente que se está graduando de los colleges, las escuelas profesionales, son mujeres. Y las mujeres obtienen en muchos casos las calificaciones más altas. Por lo que no tenemos un problema al nivel inicial. Las traemos a la compañía y en las primeras fases tienen muy buen desempeño. ¿Y entonces qué pasa? Si deciden casarse y tener hijos, ese es el momento en el que tienen que construir su carrera y la mayoría de las compañías no tienen sistemas de soporte que permitan a las mujeres tener una vida y un ingreso. Casi forzamos a la gente a elegir.La segunda cuestión que tenemos y alguna gente puede no estar de acuerdo conmigo: creo que seguimos exigiendo a las mujeres más que a los hombres. Aún creemos que una mujer tiene que trabajar 20% o 30% mejor que el hombre. En mi caso, en mis primeros pasos en la fuerza laboral era 50% o 100% mejor que el hombre. Al menos la cifra bajó un poco, gracias a Dios. Aún no hemos alcanzado un lugar igualitario en la sociedad. Si eso sucede entonces quizás las mujeres tengan muchas más posibilidades de llegar a la cima de la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.