El mundo económico que hemos conocido bajo el formato tradicional comienza a cambiar y sobre todo a marcar una mayor proyección sobre los recursos naturales que cada país presenta. Sin lugar a duda la “pandemia y su revolución monetaria” está dejando una gran depresión principalmente en lo psicológico y es desde ese lugar dónde la humanidad comienza a sentir el agotamiento. Es ahí donde nuevas ideas concretas e innovadoras darán lugar a una economía tridimensional basada en la formación real de los precios de los bienes y/o servicios, la repercusión de las criptomonedas y las altas pujas de compras que se vienen desarrollando para dejar paralizado al mundo entero y entender que nosotros, en todo su conjunto somos los formadores de esos precios para los bienes y/o servicios, comenzado a transportar nuestros patrones económicos al modelo tridimensional, dónde el valor de los recursos, mercados y servicios se transportarán en el corto plazo a las criptodivisas. Esto significa que los recursos naturales y/o servicios se encontrarán identificados por sus propias criptodivisas, proyectando su respaldo sobre los recursos físicos en un primer contexto y que a medida que evolucionan los precios las criptodivisas generarán confianza, automatización inteligente y será tomadas como unidades de cambio para el fin en que fueron creadas, dónde su principal objetivo será CONCATENAR el universo de criptodivisas.

Bajo ese formato nació “atomico3” y comienza a desarrollarse como la primer Criptomoneda del Litio con Respaldo Físico, algo que se encuentra totalmente ligado a mis ideas y pensamientos. Atomico3 LA CRIPTOMONEDA DEL LITIO con Reservas, se encuentra en una etapa embrionaria dando lugar a la transformación de ese cambio de variable para una distribución más equitativa e igualitaria, dónde TODOS los seres humanos tengan las posibilidades de poseer LITIO en sus monederos de criptodivisas, cuyo fin es el ahorro de energías limpias generando el impulso a la revolución de ELECTROMOVILIDAD.  El otro gran cambio que la pandemia nos muestra es la humanidad atrapada y sin la libertad de sentimientos e ideas, atados al sistema que destruye las esperanzas y nos pone de rodillas hasta agotar la última palabra de fe, dónde en este mundo somos finitos para la grandeza del universo que creemos conocer. El cuidado de nuestro planeta tierra es una realidad y la tecnología disponible la cual concatenada con las criptodivisas impulsarán a una economía más equitativa, igualitaria y sostenible.

Lic Pablo Rutigliano

Presidente y Fundador del Mercado de Metales y Futuros MMARG