EE.UU.: cuáles serían las acciones más perjudicadas ante un triunfo de Trump

Según analistas de bancos de inversión, el mercado estadounidense sufriría una fuerte volatilidad y podría caer entre el 11% y el 13%. Caterpillar, Chevron y ExxonMobil, entre las más afectadas.

 

De cara a las elecciones presidenciales del 8 de noviembre en los Estados Unidos, analistas de bancos de inversión coinciden en que el mercado recibiría con una fuerte volatilidad la victoria del candidato republicano Donald Trump, que ahora está casi igualado con la candidata demócrata Hillary Clinton en las encuestas.

Según advierte la entidad británica Barclays en un informe enviado ayer a los inversores, un triunfo de Trump podría producir una caída de entre el 11% y el 13% en el S&P 500, el principal índice de la Bolsa estadounidense. Mientras que si es Clinton quien accede a la Casa Blanca, el rally de alivio sería más limitado, con una subida de entre 2% y 3% en Wall Street.

En esta línea, Bernstein Research y Bank of America Merrill Lynch elaboraron informes con las acciones más expuestas a un triunfo de Donald Trump dentro y fuera de los Estados Unidos.

Para Bernstein, entre las empresas estadounidenses que podrían caer más en Bolsa se encuentran Devon Energy, Pioneer Natural Resources, IHS Markit, Liberty Global, Paypal, Caterpillar, Chevron y ExxonMobil.

«Las compañías que peor se comportarían con un triunfo de Trump incluyen principalmente nombres en energía y bienes de equipo», señala el informe. En tanto, las petroleras sufrirían por la perspectiva de una caída del crudo, mientras que los fabricantes de equipos se verían afectados por posibles restricciones en el comercio.

Fuera de los Estados Unidos, el ranking de las 30 compañías que más pueden sufrir con el éxito del candidato republicano está encabezado por Kubota, RBS, Toshiba, Petrobras, Infineon, Rio Tinto, Thyssen, Deutsche Bank y Crédit Agricole.

Según Bank of America Merrill Lynch, entre los potenciales beneficiarios en la Bolsa estadounidense de una victoria de Trump figura la embotelladora de refrescos Coca-Cola European Partners. Teóricamente, las empresas de consumo se verían menos afectadas por la incertidumbre política que generaría ese resultado de las elecciones, apunta Merrill Lynch.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.