Cumple un año el nuevo sistema de envíos puerta a puerta

Cumple un año el nuevo sistema de envíos puerta a puerta
Puntuar publicación

La CAME destacó que el sistema no parece haber causado la temida explosión en materia de importaciones que podría afectar a la industria local.

Cumple un año el nuevo sistema de envíos puerta a puerta

Compras puerta a puerta. Planta de servicios courier de DHL en Mataderos.

El 26 de agosto cumplirá un año la última modificación del sistema de envíos puerta a puerta vinculado con la compra de productos del exterior a través del comercio electrónico, que contemplaba la variante de hacerla a través del Correo Argentino o del sistema privado de couriers.

Lo importante es que el sistema no parece haber causado la temida explosión en materia de importaciones que podría afectar a la industria local a través de las adquisiciones de los particulares.

El vocero de la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), Vicente Lourenzo, sostuvo que “para nada se cumplió nuestro pronóstico” sobre el impacto que iba a ocasionar el sistema de envíos puerta a puerta en la Argentina y señaló que “el régimen existe pero no fue masivamente usado por los argentinos”. “Nos alegra habernos equivocado”, señaló.

La AFIP intentó limitar el puerta a puerta, pero dio marcha atrás

El año pasado la CAME había manifestado su preocupación ante el regreso del servicio puerta a puerta para las compras al exterior porque temía que fuera “perjudicial tanto para la industria nacional como para el comercio local, ya que en una amplia gama de productos se pueden conseguir precios hasta 67% más económicos que los que ofrece el mercado local en los productos fabricados en el país”.

La entidad había indicado que ropa, juguetes, marroquinería, artefactos de iluminación, y vajilla de cocina iban a ser “algunos de los rubros más afectados, donde el consumidor local puede comprar ‘made in China’ por Internet el mismo producto, con diferencias de precios de entre 62 y 67%“.

Pero ahora, Lourenzo consideró que los distintos trámites que debe efectuar el comprador para realizar una compra, que incluye una declaración jurada y pago de flete, pueden llegar a desalentar la expansión de ese tipo de compras.

El nuevo régimen vigente desde agosto del año pasado estableció que sólo los envíos por correo privado (courier) tenían un límite de cinco operaciones por año por cada usuario de US$ 1000 cada una, de no más de 50 kilos y con clave fiscal tipo 3, en tanto que las operaciones hechas por Correo Argentino no tienen límite en cantidad de envíos, siempre que no valgan más de US$ 200 y no pesen más de dos kilos. De lo contrario, hay que retirarlos en la Aduana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *